El macrismo no perdona: destituyeron al juez que había fallado contra los tarifazos

Se trata de Luis Airas, quien se desempeñaba como el titular del Juzgado Contencioso Administrativo 1 de La Plata. El magistrado enunció "persecución política". "Intentan manchar mi nombre y mi prestigio, pero creo que la gente entiende", dijo el ex juez platense.

Dr. Luis Airas.

Luis Arias aseguró este jueves que fue destituido por el contenido de sus sentencias, denunció “persecución política” y aseguró que “hoy no hay un sólo juez que se anime a suspender los aumentos de las tarifas”.

Advertisement

“Cuestionan mis sentencias, cosa que está prohibido, porque no podemos ser juzgados por nuestros fallos. No tengo dudas de que esto es una persecución política. Intentan manchar mi nombre y mi prestigio, pero creo que la gente entiende”, enfatizó Arias un día después de que se conociera el veredicto tras un jury de enjuiciamiento que duró casi dos semanas.

El ex magistrado insistió en que “no tienen irregularidades que demostrar” respecto a su desempeño y señaló que, tras su destitución, “hoy no hay un sólo juez que se anime a suspender los aumentos de las tarifas”, tal como él hizo en Buenos Aires.

“Eran conflictos de competencia de jueces, asuntos jurisdiccionales”, precisó, al evaluar los cargos en su contra y agregó: “Me hicieron 21 cargos y 11 de ellos son cuestiones burocráticas, como no mandar un expediente a tiempo. Es decir, cuestiones banales que no tienen ningún sentido”.

Pronunciamiento ‘anticipado’
Luego de un jury de enjuiciamiento donde se conocían de antemano las posiciones de quienes lo integraban, el juez de La Plata, Luis Arias, fue destituido de su cargo, en el cual ya se encontraba suspendido desde fines del año pasado

Nueve de los once integrantes del tribunal, todos alineados con el macrismo, se pronunciaron por la destitución, mientras que solo dos, los legistladores del Frente Renovador y de Unidad Ciudadana se opusieron.

Arias tenía acusaciones por prevaricato (fallar contra derecho), abuso de autoridad e incumplimiento de los deberes de funcionario público en una veintena de decisiones juridiccionales que tomó en diversas causas. Si bien esas acusaciones no pudieron ser demostradas durante el proceso, el veredicto lo dejó fuera de la Justicia.

“La decisión de llevarme a juicio y de destituirme fue política. Nadie se puede explicar por qué me condenaron así, porque la verdad es que no cometí ninguna irregularidad de ningún tipo”, explicó Arias.

El oficialismo lo tenía apuntado desde hace tiempo por ser un magistrado independiente, no alineado con las imposiciones que emanan de a Casa Rosada, y especialmente por haber dictado fallos contra los tarifazos en los servicios públicos.

Sus defensores anunciaron que recurrirán la sentencia ante el tribunal supremo bonaerense. “Si rechazan, iremos ante la Corte Suprema, y si siguen rechazándonos, iremos ante cortes internacionales porque sabemos que la razón nos acompaña”, aseguraron.

Hace pocos días, la Comisión Provincial por la Memoria se había solidarizado con Arias y denunciado por “arbitrario” el jury en su contra.

 

Advertisement