Abuso en Quitilipi: piden remover a un grupo de policías por revictimizar a la joven violada

Organizaciones feministas, de Derechos Humanos, sociales y políticas denunciaron a un grupo de policías que actuaron minutos después del abuso sexual cometido el 5 de agosto contra una joven de 23 años en la localidad de Quitilipi. Aseguran que no cumplieron con los protocolos de atención a la víctima.

Familiares, vecinos y organizaciones sociales recorrieron las calles con pancartas exigiendo justicia por la joven ultrajada.

Al abuso sexual que sufrió una joven de 23 años el 5 de agosto en la localidad de Quitilipi se le sumó un largo calvario de revictimización una vez que decidió denunciar el hecho ante la policía. La propia víctima relató que en la comisaría le hicieron decir al menos siete veces lo que le pasó y que, finalmente, en la denuncia escrita decía la mitad de lo que contó.

Advertisement

“Con temblores me llevaron a hacer la revisación médica en Sáenz Peña, sin medicarme, y seguí así hasta las 16”, afirmó. Y agregó que no podía controlar sus esfínteres y que más tarde la volvieron a llevar a controles; que una mujer policía se negó a acompañarla y que al llegar estuvieron casi dos horas “haciendo tiempo” en el patrullero. Finalmente la atendió una ginecóloga y la regresaron a su casa a la medianoche.

Ante esta grave situación de revictimización de una víctima de abuso sexual, organizaciones feministas, de Derechos Humanos, sociales y políticas enviaron una carta al ministro de Seguridad, Carlos Barsesa donde pidieron que se abra una investigación sobre lo ocurrido y que se separe de manera preventiva a los policías involucrados.

“Las organizaciones que suscriben, nos dirigimos al Ministro de Seguridad, en virtud de la actuación policial por el abuso sexual cometido el 5 de agosto, contra una joven de 23 años en la localidad de Quitilipi y que es de público conocimiento, atento al flagrante incumplimiento del protocolo de atención única en delitos contra la integridad sexual de la provincia”, indicaron a través de un comunicado.

“Solicitamos el inmediato cese en funciones de los policías involucrados, la investigación y esclarecimiento sobre lo actuado y ser recibidas en una audiencia por el Sr. Ministro, a fin de tomar conocimiento de las medidas adoptadas para el cumplimiento del protocolo mencionado por parte de la policía de la provincia”, afirmaron.

Además, recordaron que “el protocolo de atención única en delitos contra la integridad sexual debe ser cumplido por los miembros de la fuerza policial ante todos los casos de abusos, debiendo garantizarse a la víctima el acceso a la salud y generar desde allí una historia clínica con validez en el estamento judicial. Este instrumento permite evitar un tratamiento revictimizante, lo que no se cumplió en el caso, según la denuncia pública de la víctima”.

“El protocolo aludido enfoca la atención de la salud integral y garantiza la preservación de la prueba, en caso de que la víctima adulta quiera acceder a su derecho a la reparación judicial. De esta forma se genera una revisión única en un espacio de salud pública, con la realización inmediata de los estudios médicos y la medicación recomendada”, señalaron.

“Las instancias policial y judicial deben garantizar el paso único por la institución de salud y aplicar el protocolo vigente evitando la revictimización y brindando una atención integral”, afirmaron.

“Ante un nuevo incumplimiento de estos lineamientos, requerimos al Sr. Ministro sean redoblados los esfuerzos y acciones concretas para la capacitación policial y en virtud de la Comunicación 1610/07; “LNP c/Estado Argentino” del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU), cumpla el Estado chaqueño, con la garantía de no repetición”, señalaron.

Firman el comunicado, la Asociación Pensamiento Penal, el Comité de Prevención de la Tortura, Otros Tratos y Penas Crueles, Inhumanos y/o Degradantes, Mujeres Autocombocadas 22 Violetas, Quitilipi, MUMALA Quitilipi, NiUnaMenos Resistencia, Frente de Trabajadoras de la comunicación del Chaco, Fente de género de FORJA y entre otras organizaciones.

Advertisement
Compartir