Capitanich avizora un proceso de “hiperinflación o una nueva convertibilidad” en la Argentina

En diálogo con RADIO CIUDAD, el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, advirtió que si el gobierno nacional no da un brusco giro en su política económica el país podría encaminarse a una aceleración inflacionaria o una nueva convertibilidad. Alertó que la concentración y manipulación mediática oculta la responsabilidad del actual gobierno en la situación.

El intendente de Resistencia y ex jefe de Gabinete de la Nación, Jorge Capitanich, trazó un panorama sombrío para el futuro de la Argentina como consecuencia del cada vez más preocupante escenario económico ante un nuevo aumento de la tasa de Riesgo País –que superó a la de los gobiernos de Néstor y Cristina Fernández de Kirchner- y la sostenida aceleración inflacionaria a lo que se suma, también, el descomunal endeudamiento externo.

Advertisement

“Si no tienen una estrategia vinculada a la situación cambiaria, lo que vamos a observar es un proceso de devaluación sistemática del peso, eso va a derivar en una estrategia permanente de incremento y aceleración inflacionaria que puede derivar en hiperinflación o la consecución de un programa de nueva convertibilidad que va a ser un manotazo de ahogado que pretenda instrumentar el gobierno en el transcurso de estos meses, con una recesión extraordinaria”, avizoró Capitanich. Fue claro en que la responsabilidad de la escalada del Riesgo País se debe “a las políticas adoptadas por el gobierno nacional”.

El exjefe de Gabinete repasó las principales medidas económicas de Cambiemos que favorecieron a los sectores más concentrados de la economía mientras que el ajuste recae sobre los más vulnerables. “Bajaron 1,7 por ciento la presión tributaria a partir de eliminación de retenciones al complejo agroexportador, al complejo minero y el Impuesto a los Bienes Personales no incorporados al proceso económico; bajaron la presión tributaria a los de mayor capacidad contributiva en detrimento de los de menor capacidad contributiva, el Impuesto a las Ganancias antes lo pagaban un millón de trabajadores y ahora lo pagan dos millones”, reveló.

Indicó a su vez que, a partir de las decisiones económicas del macrismo, ya se produjo una licuación del salario que promedia el 20 por ciento. En materia de jubilaciones, advirtió que se genera una “exacción permanente” a través del cambio de fórmula de cálculo, “cuando ellos en campaña se comprometieron a no modificarlo y lo están haciendo”, y también alertó sobre la licuación del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

Capitanich también observó con preocupación el endeudamiento por más de 100 mil millones de dólares netos que arrojaría una proyección de 200 mil millones de dólares para cuando concluya el mandato presidencial de Mauricio Macri.

“Es una crisis autoinflingida” 

El intendente de Resistencia aseguró que “esto es una crisis autoinflingida y deriva en una terminal intermedia, que es el Fondo Monetario Internacional, con una terminal final, que sería una dolarización”. En ese contexto, sintetizó al programa de gobierno de Cambiemos en tres premisas: “exterminio sistemático de derechos, dolarizar combustibles, tarifas, alimentos y pesificar salarios, con lo cual es transferencia de pobres a ricos, y garantizar tasas de ganancias exorbitantes a complejos determinados como el sistema financiero nacional e internacional, el complejo minero y complejo agroexportador”.

“Está cumpliendo acabadamente lo que se propuso, el problema central es que la víctima de todo este proceso es el pueblo argentino”, consideró Capitanich. Y advirtió que “la concentración mediática y su estrategia de manipulación lo que está haciendo es que el pueblo argentino tenga adormecida su conciencia respecto al impacto de sus estas políticas y la gente termina votando a sus propios verdugos”.

“Lo único que hicieron es garantizar las transferencias de utilidades de las empresas multinacionales que monopolizan el comercio exterior y propender a la fuga de capitales. En una economía bimonetaria, los incentivos a la dolarización están dados claramente por mecanismos de desregulación cambiaria y financiera”, recalcó. E insistió: “nos queda un panorama muy complicado, lo vengo diciendo desde el 10 de diciembre de 2015, y esto es preocupante para la Argentina y para nuestra provincia”.

El impacto recesivo en el Municipio

Con respecto al impacto que tendrá en el Municipio de Resistencia la recesión provocada por la política económica de Cambiemos, el intendente de la capital chaqueña advirtió que, tomando como base una inflación entre el 32 y el 35 por ciento, se estima un incremento nominal de recaudación de apenas 18 por ciento, una caída de cinco puntos con respecto al parámetro previo. Lo definió como “una pérdida de ingreso real por coparticipación federal alevosa en el ámbito de la ciudad de Resistencia”.

 

Advertisement
Compartir