Presunto gatillo fácil: convocarían a fuerzas federales para garantizar “transparencia” en la investigación

Así se lo sugirió el Procurador General, Jorge Canteros, a la fiscal, Beatriz Irala. Es en el marco de la investigación por la muerte de Emanuel Benjamín Fernández quien murió tras recibir un disparo en la cabeza. El único detenido por este hecho es el cabo, Fernando Folmer. Por otra parte, una testigo de identidad reservada confirmó que cuatro jóvenes intentaron robarle la moto a Folmer y que este respondió con un disparo.

Foto: Google Street View

Otro presunto caso de gatillo fácil se está investigando por estas horas en la Justicia provincial. El hecho ocurrió el jueves a las 21.30, en la calle Franklin al 3100, cuando Emanuel Benjamín Fernández, de 18 años, murió de un tiro en la cabeza. Por este hecho, está detenido el cabo de la División Microtráfico de la Policía del Chaco, Fernando Folmer. Además de secuestrar el arma de Folmer, en el lugar del crimen se encontró otra pistola 9 milímetros, cuyo origen se investiga.

Advertisement

Según declaró el propio policía sospechado, se habría defendido de un intento de robo en el cual habrían participado al menos cuatro personas. Esta versión fue ratificada por una testigo de identidad reservada, según confirmó el Procurador General, Jorge Canteros.

“La fiscal de la causa me comentó que apareció espontáneamente una testigo que pidió protección porque manifestó tener miedo”, contó Canteros. “Irala le preguntó de quién tenía miedo y ella dice que tiene miedo de los delicuentes que habría intentado robar al policía”, señaló en declaraciones a Radio Facundo Quiroga.

Según Canteros, la testigo indicó además que los presuntos ladrones eran cuatro y estaban con la cara tapada y con capuchas. “Ella se había cruzado unos minutos antes de ingresar a la casa de la madre donde había ido a visitarla. Dijo: ‘Me crucé a estos cuatro plagas antes de entrar’. Y cuando la madre la invita a tomar mate (porque es vecina del policía) le dice: ‘Esperá que voy a mirar porque mi moto está afuera y tengo miedo que me la roben’”, recordó Canteros, citando palabras de la testigo.

“La mujer expresa también que aparentemente estos chicos querían robar la moto del policía que estaba entre el muro de ingreso a la casa y la casa. Y que fue ahí cuando sale el policía y efectúa un solo disparo con este resultado. Esa es la versión que tiene la fiscal”, añadió.

En este marco, Canteros le sugirió a la fiscal Irala que convoque a fuerzas federales para que colaboren con la investigación, para así darle mayor transparencia a la causa.

“Yo le sugerí a la fiscal sobre la posibilidad de recurrir a una fuerza federal pero no porque tengamos ninguna desconfianza de la policía del Chaco, porque la policía es nuestro soporte en las investigaciones, sino para evitar suspicacias en un tema donde está sospechado e investigado un funcionario policial de Drogas Peligrosas. Esto todavía no está confirmado. Se está analizando”, indicó.

Finalmente, y ante la posibilidad cierta de que se trate de un caso de gatillo fácil, Canteros remarcó que “no se puede tolerar la ley de la selva”. “Un policía que está formado y tiene una preparación especial, y se supone que tiene que tener una templanza especial”, afirmó.

Advertisement
Compartir