Advierten que la evasión en el sector harinero es de $6 mil millones

Así lo indicó el presidente de FAIM, Diego Cifarelli, en una jornada realizada en el marco de la exposición de La Rural en la Ciudad de Buenos Aires. "La marginalidad nos quita competitividad", aseguró ante cientos de productores, autoridades nacionales y dirigentes del sector agropecuario.

Molino harinero.

“Hay que combatir la evasión en la cadena de comercialización de la harina que en la actualidad asciende a los 6.000 millones de pesos por año”. Así lo advirtió Diego Cifarelli, presidente de la Federación Argentina de la Industria Molinera (FAIM).

Advertisement

Cifarelli expuso en el marco de una jornada organizada por Argentrigo en La Rural de Palermo. Al evento asistieron cientos de productores, autoridades nacionales y dirigentes del sector agropecuario.

“Estamos trabajando con el Gobierno nacional y con las provincias para que se agudicen los controles”, indicó el presidente de FAIM. “La marginalidad sigue siendo nuestro principal enemigo porque nos quita competitividad”, agregó.

Cabe mencionar que actualmente la industria molinera argentina cuenta con unas 100 empresas en condiciones de exportar. “Muchas de las firmas que se incorporaron al negocio en los últimos años se sostienen a partir de la marginalidad”, dijo Cifarelli.

“Hoy tenemos entre un 20 y un 25 por ciento de evasión en el sector. Este punto es nuestra gran cruzada porque nosotros como Federación defendemos los estándares de calidad y capacidad empresaria por las vías que corresponden”, sostuvo el dirigente.

El titular de FAIM señaló además que “es fundamental que el Estado intervenga inteligentemente para combatir la evasión. Es el Estado, con todas sus herramientas, el que ataca la marginalidad abriendo o cerrando puertas a una empresa o a un sector”.

En la exposición también se hizo referencia a las perspectivas que existen respecto a la actual campaña de trigo 2018/19 en la cual se espera un área de siembra de más de 6 millones de hectáreas y una cosecha en torno a las 20 millones de toneladas.

“Los datos muestran claramente que, a partir de la eliminación de retenciones al trigo, aumentó un 50% el área de siembra, un 65% la producción, un 47% las exportaciones, 132% el PBI de la cadena triguera y un 29% la recaudación estatal”, detalló Cifarelli.

“La única salida viable a la crisis es alentar las exportaciones. Si queremos alcanzar nuestro máximo potencial, hay que trabajar junto a los productores y empresarios de cualquier tamaño para que puedan desarrollarse de manera plena”, concluyó.

Advertisement
VIAlapoliticaonline.com
Compartir