Ajuste: provincias deberían ceder 5% del IVA a la ANSeS y perderían el Fondo Sojero

El Gobierno nacional propuso a las administraciones provinciales bajar déficit fiscal sin rever la reforma tributaria, para lo cual - entre otras medidas - recortarían el Fondo Sojero, subsidios a energía y transporte, programas de salud, de educación, sociales y de vivienda.

Ministros de Hacienda provinciales, reunidos con Frigerio y Dujovne. (Foto de archivo)

En la negociación con las provincias por el presupuesto de 2019, la Casa Rosada propuso una serie de alternativas de recortes de gasto nacional y provincial, que incluye que los estados cedan 5% de la coparticipación del IVA que reciben para financiar la ANSeS, en un año en que las jubilaciones crecerán en términos reales, según indicaron fuentes provinciales publicadas en elcronista.com

Advertisement

También incluye la pérdida del Fondo Federal Solidario, que reparte las retenciones a las exportaciones de soja para realizar obra pública.

Ese financiamiento adicional a la ANSeS, que rondaría los $ 28.500 millones si todas las provincias aceptaran, se realizará cuando aún se está devolviendo el 15% de coparticipación que retenía el organismo previsional y luego de la reforma tributaria que modificó su financiamiento impositivo.

El menú de opciones de recorte de gastos para las provincias incluye, también, la rebaja de subsidios a la energía y al transporte, para que las provincias decidan si suben o no las tarifas. También que se hagan cargo de los programas de salud que hoy paga la Nación, programas sociales y del Fondo de Incentivo Docente. Además, que cada provincia financie la construcción de viviendas.

“Dieron un menú de ideas de lo que va a ajustar la Nación y lo que podrían ajustar las provincias. Cada provincia elige dónde hacer el recorte”, dijo uno de los ministros provinciales que ya se reunió con el Ejecutivo.

“Es complicado el ajuste; el costo político y social es muy alto. Porque que Nación no haga el gasto y que la provincia se haga cargo implica resignar otro gasto para las provincias”, agregó. Que una provincia se haga cargo de lo que hoy paga Nación puede suponer un congelamiento de los salarios públicos o baja de empleo público.

El Gobierno nacional justifica el recorte en que perderá recursos por el 1% del PBI en los siguientes cinco conceptos, por 0,2% del PBI por cada uno: la devolución del 15% de coparticipación que retenía ANSeS (12% en efectivo y 3% por préstamo del FGS), el
incremento pactado de devolución del Fondo del Conurbano a la provincia de Buenos Aires, la rebaja de impuestos propuesta en la Reforma Tributaria, la continuación del programa de recorte de los derechos a la exportación y la desaparición de los aportes extraordinarios del Banco Nación con los que contó este año.

Esta propuesta nace ante todo de la decisión del Gobierno de que la meta de déficit fiscal a 1,3% del PBI en 2019, acordada con el FMI, se logre recortando el gasto público por $ 300 mil millones, un 66% en cabeza de la Nación, en vez de relarelajar la Reforma Tributaria aprobada el año pasado.

El Ejecutivo también prevé un crecimiento del 2% del PBI, al que el campo aportará la mayor parte (1,5%), y una inflación del 17%.
Estas previsiones macroeconómicas son endebles para las provincias, en un contexto de incertidumbre sobre la evolución de la actividad, la inflación y la estabilidad cambiaria.

Advertisement
VIAcronista.com
Compartir