Tras el escándalo por los aportantes truchos, ahora el Gobierno quiere regular el financiamiento de los partidos

En medio del escándalo por los aportantes truchos, el oficialismo anunció que impulsará en el Congreso la eliminación de donaciones en efectivo. También pretende habilitar a las empresas para que pongan dinero en las campañas.

María Eugenia Vidal.

El escándalo por los aportantes truchos de la provincia de Buenos Aires impactará en el Congreso. El Gobierno presentará formalmente hoy su proyecto para modificar el financiamiento de los partidos políticos. Se trata de la principal respuesta concreta de la gestión de Mauricio Macri para contener la crisis que ya se cargó a la Contadora General bonaerense María Fernanda Inza, ex tesorera del PRO y persona de extrema confianza de la gobernadora María Eugenia Vidal. Mientras en la Justicia siguen presentándose pruebas que complican al oficialismo, la Casa Rosada apuró la puesta a punto de esta iniciativa, que originalmente estaba incluida en el paquete de la frustrada reforma electoral, que incluía el voto electrónico. Entre otros puntos, según el borrador al que accedió PáginaI12, la propuesta plantea la bancarización del régimen de aportes y la habilitación del financiamiento por parte de empresas, con un tope del 2 por ciento sobre el total de los gastos permitidos para un partido.

Advertisement

En intento por sostener su discurso a favor de la transparencia y la lucha contra la corrupción, Cambiemos puso en agenda el proyecto que modifica la Ley de financiamiento de los partidos políticos, el Código Nacional Electoral y la ley Orgánica de la Justicia Nacional Electoral. “Es un proyecto en el que venimos trabajando hace más de un año”, afirmó ayer el secretario de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Adrián Pérez. En el comunicado emitido por la cartera que conduce Rogelio Frigerio no hicieron alusión al escándalo revelado hace aproximadamente un mes por el periodista Juan Amorín pero destacaron que “la bancarización absoluta de los aportes va en línea con lo que están haciendo muchos países del mundo, a los efectos de mejorar el control en el financiamiento de los partidos políticos”. “Creemos que lo mejor es que este todo bancarizado, que la gente pueda conocer quiénes son los aportantes y que se habilite a las personas físicas y jurídicas a aportar con un tope. Esto va a ayudar mucho a que las campañas políticas sean mucho más transparentes y más controladas”, completó Pérez, que venía trabajando en la propuesta junto a los partidos políticos, la sociedad civil, legisladores y jueces.

De aprobarse esta iniciativa, las donaciones sólo podrán realizarse mediante transferencia bancaria, cheque, tarjeta de crédito o débito.

Otro punto importante pero que genera mayores controversias es la habilitación de aportes de personas jurídicas. Mientras otros especialistas se inclinan por el financiamiento exclusivo de las campañas por parte del Estado, el Gobierno optó por habilitar que las empresas pongan dinero. Según la ley vigente sólo podían hacerlo las personas físicas, lo que en muchos casos implicaba que los altos directivos de las compañías hicieran donaciones a título personal como una forma de evadir esa restricción.

Desde la oposición, el diputado Máximo Kirchner presentó su propia iniciativa que contempla el financiamiento de la publicidad en Internet y prohíbe los aportes de empresas. A su vez, pretende sanciones más fuertes para quienes violen esta ley y mayores controles con participación del Congreso. ONG’s como Poder Ciudadano y Cippec presentaron ayer sus lineamientos para el debate parlamentario.

Advertisement
FuentePágina/12
Compartir