Quique Gurevich: “La proporción de crecimiento de la Bienal es geométrica, en superficie, energía y amor”

El escultor invitado Enrique Gurevich encara en la Bienal 2018 el proceso de dar vida a “buscando plaza” un perro de grandes dimensiones elaborado con un ensamble de chapas reutilizadas, a la vez que dicta tallercitos para miniescultores en el espacio de la Presidencia del Concejo.

Quique explicó que “la obra busca seguir trabajando sobre estos perros que yo desarrollo. Es un perro que llega a los 4 metros de largo y dos de ancho, hecho todo en hierro y con el concepto de ensamble de chapas en desuso. En este caso se llama “buscando plaza” porque tiene la  particularidad de que busca un lugar donde hacer pis.”

Advertisement

El artista ya conoce el fenómeno de las bienales porque en la edición anterior su perro de materiales reciclados, que hoy forma parte del museo a cielo abierto que es Resistencia, fue nombrado por los niños como “Chaquito”. “La gente me pregunta el nombre del perro y si este también es Chaquito a lo que contesto que bien se podría llamar Charquito.”

En cuanto a su experiencia en esta Bienal expresó que “la proporción de crecimiento es geométrica, en todo sentido: en superficie, energía y amor. como yo doy talleres con chicos tengo clarísimo que estos niños son los participantes del futuro y conforman una ola de energía que crece día a día.”

Advertisement
Compartir