Bienal 2018: declaran a ‘La Vaca’ como ‘Escultura Popular de Resistencia’

En el marco de la próxima Bienal Internacional de Escultura, la famosa figura que da la bienvenida a los comensales del tradicional restaurante 'La Vaca Atada', será declarada 'Escultura Popular de Resistencia'. El acto se realizará el domingo 15 de julio, a las 17, en el predio de la Bienal.

Benítez y Di Raddo con 'La Vaca'.

La iniciativa surgió desde el Centro Cultural Alternativo (Cecual) que dirige Francisco “Corcho” Benítez. La intención es que esta emblemática figura de Resistencia, conocida por sus ojos saltones, su cara pícara y la flor que adorna su boca, sea considerada como parte del patrimonio cultural. También, y sobre todo, se buscará destacar el valor simbólico que tiene el reducto en todo lo relacionado a la gastronomía, la bohemia y la cultura resistenciana.

“Desde el Cecual somos vecinos de ‘La Vaca Atada’, un lugar emblemático de la cultura popular de la provincia y de la ciudad”, recordó Benítez. “Y además de realizar acciones en conjunto, nos parecía importante en el marco de la Bienal proponerle a la gente de ‘La Vaca’ y a la Fundación Urunday declarar como escultura popular de la ciudad a este personaje que se emplaza en la vereda todos los días”, explicó.

Benítez señaló, en este sentido, que la iniciativa también es una reflexión respecto de qué son las esculturas y cuál es su objeto. “Nos parece que la Vaca tiene una carga simbólica muy importante. Es una obra que identifica no sólo al establecimiento, sino que también resume la identidad cultural de esta ciudad, con su música, sus poetas, sus escritores y sus hacedores culturales”.

“Esto es algo extraordinario”, dijo Jorge “Coqui” Di Raddo, propietario del restaurante. “Es un mérito que logra la Vaca después de tantos años de empujar en todo lo que significa nuestas costumbres, nuestra cultura, nuestra música y nuestras comidas. Cuando se entere Walter Villafañe, quien fue el creador de este animalejo, se va a sentir conmovido”, sostuvo.

Finalmente, el presidente de la Fundación Urunday, Fabriciano, se mostró muy entusiasmado con esta acción que pone a la emblemática vaca en el lugar que se merece.

“Siento tan valioso que las nuevas generaciones calibren y reflexionen desde el arte y encuentren en el, no sólo en la obra consagrada, el invisible imaginario popular. Porque en algo debemos convenir: el arte es para el pueblo. Es un bien de todos”, sostuvo.

Compartir