El Parlamento chaqueño sancionó tres leyes, en una sesión que quedó trunca por falta de quórum

Los primeros en dejar sus bancas fueron los legisladores del interbloque Cambiemos, en medio de las expresiones del oficialismo contra la detención de Romero Feris en Corrientes. Luego lo hizo Aurelio Díaz, del PO, cuando rechazaron el pedido del Frente Grande para que el ministro Acosta brinde información sobre los comedores escolares. También se retiró el diputado Trabalón, tras votar las leyes sancionadas y, al igual que Díaz, contra la adhesión a la Ley nacional sobre las ART prevista en la agenda parlamentaria.

Varios tropiezos debió sortear el oficialismo chaqueño en la sesión ordinaria de este miércoles, hasta lograr la sanción de tres leyes: dos expropiaciones para Laguna Blanca, ante la presencia del intendente José Panzardi y del titular de los industriales chaqueños, Andrés Irigoyen; y la adhesión a la ley nacional del Nomenclador Bioquímico Único.

El resto de la agenda legislativa prevista en labor parlamentaria, incluso una propuesta para modificarla e incluir el tratamiento del proyecto de Ley de “Retiro Voluntario”, quedó trunco en una sesión que inició bien pasadas las 17 y que pronto quedó sólo con los legisladores del oficialismo y un voto más, para dar luz verde a las tres iniciativas.

“Enérgico repudio” a la detención de Raúl Romero Feris, y la retirada de Cambiemos

En la cuestión previa y como primera intervención del PJ, el diputado Ricardo Sánchez pidió la palabra para repudiar en nombre del bloque “la detención ilegítima e ilegal” de Raúl Rolando Romero Feris, ordenada por la jueza Teresa Zacarías de González de la provincia de Corrientes. Una posición que había sido proyectada en la iniciativa de Resolución 3074/18, de autoría de su par Juan Manuel Pedrini, quien se expresó posteriormente.

La iniciativa legislativa pide al Poder Judicial de la provincia vecina acogerse al dictamen del caso 12984 “Raúl Romero Feris – Argentina” de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), de septiembre de 2017, y otorgarle la inmediata libertad y la restitución de los derechos civiles y políticos.

Pero fue durante los fundamentos vertidos por Pedrini cuando empezaron a inquietarse los legisladores del interbloque Cambiemos, puntualmente cuando hizo referencia explícita a lo “condicionado” del Poder Judicial correntino por parte de figuras políticas del radicalismo de esa provincia. Pocos minutos después se levantaron de sus bancas y abandonaron la sesión legislativa que recién daba inicio.

Con la ausencia de los diputados radicales y del PRO, sólo quedaron 18 legisladores, los justicialistas, Aurelio Díaz del Partido Obrero y Daniel Trabalón del Frente Grande.

Por la presencia del ministro Acosta y los comedores escolares

El quórum estaba garantizado por los diputados Díaz y Trabalón. Fue este segundo quien pidió el ingreso de varias iniciativas de su autoría entre las que se destacaron la resolución en repudio a los despidos de los más de 300 trabajadores de Télam, incluidos sus corresponsales de Chaco, y otra del mismo tenor contra la feroz represión por parte de las fuerzas de seguridad a los maestros chubutenses.

Y si bien fueron respaldadas por el PJ, pidieron rápidamente rever una de ellas.  Se trató de la resolución 3088/18 a través de la cual el Frente Grande pedía que se convoque, en los términos del artículo 107 de la Constitución provincial, al ministro de Desarrollo Social, Roberto Acosta, para que asista a la Comisión de Educación y dé precisiones sobre la situación de los comedores escolares del Chaco y su funcionamiento a partir de haber pasado a la órbita de la cartera que conduce.

El PJ no convalidó la convocatoria al funcionario del Ejecutivo y luego de ese cruce en el Recinto, también Díaz se retiró tras avalar la necesidad de ese llamado ante la incertidumbre por el funcionamiento de los espacios que albergan y alimentan a miles de estudiantes chaqueños.

Dos contra el proyecto de las ART y tres leyes sancionadas por unanimidad

Sin el diputado Díaz, la sesión se frenaba cada vez que un legislador salía de su banca y dejaba al Recinto sin quórum. Así fue que el titular de la bancada oficialista Hugo Ságer pidió modificar el temario previsto en labor parlamentaria e incluir el proyecto de Retiro Voluntario, sólo que el diputado Trabalón emprendió entonces la retirada.

El legislador del Frente Grande regresó cuando avizoró que no habría modificación del temario ni tampoco se abordaría la Ley por la cual, al igual que el bloque del PO, había anticipado su rotundo rechazo, incluso si con su presencia daba el quórum y facilitara la sanción por mayoría simple del oficialismo: se trataba del proyecto de Ley N° 236/18,  considerado “un avasallamiento a los derechos laborales de todos los trabajadores”, desde las propias filas de la CTA.

Cuando ingresó al Recinto, ya se encontraban el intendente de Laguna Blanca, José Panzardi, junto al titular de la Unión Industrial del Chaco, Andrés Irigoyen. Ambos presenciaron la sanción de dos expropiaciones en beneficio de la localidad. La intervención en ambos proyectos fue de la autora de los mismos, la justicialista Claudia Panzardi.

Previo a la votación que fue unánime, el diputado Trabalon argumentó en favor de las iniciativas. Pero también fue el único, de todos los que dejaron sus bancas, quen explicó los motivos. “Fue una decisión política. Nosotros no estamos de acuerdo con el punto 8. No valía la pena que me quedara a dar quorum. Volví porque me parece importante lo planteado por la diputada Panzardi”, expresó en el Recinto e hizo referencia a la reunión mantenida por la mañana con integrantes de la CTA y a su postura contra un proyecto que va en detrimento de los trabajadores y en favor de las ART. Además, añadió: “Es urgente también que discutamos la situación de los comedores escolares de la provincia”.

Tras la sanción de ambas leyes, prosiguieron con la adhesión a la ley nacional del Nomenclador Bioquímico Único, la que también fue votada de manera unánime para luego dar por concluida la jornada legislativa.

Compartir