El gobierno espera un paro contundente y le preocupa la escalada del peronismo

En el gobierno reconocen que el paro nacional convocado para mañana por la CGT será "contundente", sin embargo eso no es lo que más le inquieta. El centro de preocupación por estas horas está en la escalada del peronismo como fuerza opositora.

Casa Rosada.

Se trata del tercer paro general de la CGT contra el gobierno de Mauricio Macri. Pero, la adhesión de Unión Tranviarios Automotor (UTA) le impone a la medida de fuerza una dimensión mayor. No habrá transporte público de pasajeros y eso afectará la actividad en hospitales, bancos y escuelas.

El acuerdo de los camioneros de un aumento del 25% descolocó al ministro de Trabajo, Jorge Triaca, que ahora deberá definir si homologa el acuerdo o no.

Ahora, hay dos gremios que avanzan con ese rumbo en el segundo capítulo de sus negociaciones: Comercio, que es la paritaria más grande del sector privado, con 1.200.000 afiliados, y los colectiveros de la UTA.

Este domingo, las declaraciones del ministro del Interior, Rogelio Frigerio, generaron algunas tensiones internas. El ministro aseguró a La Nación, en referencia al acuerdo de Moyano, que “si el empresario lo puede pagar, el punto de referencia de 25% nos parece un buen acuerdo”.

Es que desde el gobierno vienen afirmando que el techo de la negociación es 20% (en ese porcentaje cerraron los estatales). Por eso, las palabras de Frigerio resonaron mal en el ministerio de Triaca.

Ahora, en el gobierno están expectantes en cómo seguir la relación con Moyano, luego de que se tendiera un puente habilitando la paritaria, un trabajo que se gestó desde el ministerio de Transporte que comanda Guillermo Dietrich y desde la cartera de Triaca.

Este sábado, el titular del Sindicato de Dragado y Balizamiento, Juan Carlos Schmid, aseguró que “un paro se construye, no es que se aprieta un botón y aparece un paro. Hubo una secuencia de hechos que fueron madurando el paro”.

En el gobierno hablan de un “paro político”. Y es justamente eso lo que más preocupa: las consecuencias que pueda traer la unidad obrera de cara al futuro. En particular, si

Esta mañana, el dirigente de la UTA, Carlos Acuña, defendió el derecho a convocar a una medida de fuerza y explicó que “los cortes son una forma de manifestarse”, aunque advirtió que no se trata de una solución, sino de una forma de ayudar al pueblo para que exprese su opinión. Acuña indicó que “mañana no va a ir nadie a trabajar” y sobre los reclamos, dijo que “pedimos un cambio de política económica”.

 

Compartir