En cuatro meses, el Chaco ya tiene la misma cantidad de femicidios que en todo 2017

El dato más que preocupante surge de un informe elaborado por el Observatorio de Conflictos Sociales del Nea de la Universidad Nacional del Nordeste. Hasta abril, fueron siete las mujeres asesinadas en el Chaco, la misma cifra que el año anterior. Desde 2013 a la fecha se registran 53, con un promedio que supera los 9 casos por año. INFORME COMPLETO.

#NiUnaMenos

Según un informe elaborado por el Observatorio de Conflictos Sociales del NEA de la Universidad Nacional del Nordeste, en los 5 años transcurridos entre 2013 y 2018, se registraron en Chaco 53 femicidios, un promedio de más de 9 casos por año. El año 2014 registró la mayor cantidad de femicidios en el periodo analizado: un total de 14 casos (26,4% del total). En 2018, transcurridos sólo cuatro meses, ya se cuentan 7 casos, siendo la misma cantidad que el total del año anterior.

Fuerte Esperanza, la localidad con mayor proporción de femicidios

En la ciudad de Resistencia se registra la mayor cantidad de femicidios de la provincia (10 casos), esto se debe a la cantidad de población de urbe capitalina, seguido por Juan José Castelli y Pampa del Infierno con 6 casos cada una, luego Sáenz Peña con 4 casos. Si bien la distribución total arroja una mayoría absoluta de casos ocurridos en Resistencia, capital de la provincia (20,8%), es allí donde se concentra la mayor parte de la población provincial. Al elaborar una tasa que coloca en relación la cantidad de femicidios con el total de habitantes por departamento, la centralidad de la Capital desaparece, y se observa la mayor proporción de femicidios en Fuerte Esperanza, Pampa del Infierno, Colonia Benítez y Misión Nueva Pompeya.

Más de la mitad de las víctimas entre 18 y 35 años

Más de la mitad de los casos se concentran en una franja etaria que va de los 18 a los 35 años, es decir, en la etapa de juventud. Seguido por las mujeres adultas con un 20%, las menores de edad representan un 14%., y las adultas mayores con un 4%.

La edad del victimario está menos concentrada que el de la víctima, no obstante también aquí la franja etaria de entre los 18 y 35 años es la principal Se registraron 6 casos de victimarios múltiples (2 o más hombres).

Más del 75 por ciento de los asesinos mantuvo vínculos con las víctimas

El 75,5% de los femicidios en Chaco fueron cometidos por hombres que tenían o tuvieron un vínculo sentimental con la víctima. En casi todos los casos la víctima conocía al victimario. En el caso de los vecinos (4 hechos registrados) existió algún tipo de agresión sexual previo a la muerte.

En cuanto a modalidad, la mayoría de las víctimas de femicidios fueron apuñaladas con cuchillo (26,2 %) aunque el uso de armas blancas se registró en un 41,8% de los casos. Esto sugiere que en muchos casos los femicidas se valieron de múltiples herramientas y métodos para torturar a su víctima. La segunda modalidad (disparos) presente en la mayor cantidad de casos, indica que el 19,7% de los femicidas tenía acceso al uso de armas de fuego (pistola, revolver, rifles y escopetas).

A estos le siguen las golpizas (14,8%), degollamiento (11,5%), ahorcamiento (6,6%) y estrangulación (6,6%), lo que sugiere que en un gran número de casos el femicida utilizó elementos de su entorno, como cables o prendas de la víctima, y hasta su propio cuerpo para llevar a cabo el delito.

El informe en números

Convivencia: Más de la mitad de las víctimas (62,3%) no convivían con el victimario al momento de ser asesinadas, de las 53 víctimas registradas, 14 convivían con su victimario, es decir el 26,4% de los casos. Esto se vincula con el hecho de que la mayoría de los femicidas eran parejas o ex parejas de las víctimas.

Espacio físico: en casi la totalidad de los casos (60,4%), el femicidio ocurrió en el hogar de la víctima. Le siguen la vía pública (9,4%) y los descampados o lugares abandonados (7,5%) como los espacios más recurrentes.

Situación del victimario: Al presente, en el 61,1% de los casos, los femicidas se encuentran privados de su libertad; en su mayor parte detenidos (imputados o procesados), condenados o enjuiciados (en proceso de realización del juicio). El 18,5% de los victimarios se suicidó después de cometer el femicidio. En el 7,4% de los casos (4 casos en total) el femicida está libre.

Pertenencia a una fuerza de seguridad/armada: de los 53 casos registrados, 5 victimarios pertenecían a la fuerza de seguridad.

Existencia de denuncia previa: en 8 casos (14,8%) la víctima había hecho al menos una denuncia previa sobre las agresiones del victimario hacia su persona.

Hij@s: En el 46,7% de los femicidios han quedado niñ@s huérfan@s que eran hij@s de las víctimas. Se han contabilizado un total de 48 hij@s.

Distribución de los femicidios por la etnia de la víctima: El 18,8% de las víctimas pertenecía a una etnia indígena siendo el total de 10 casos en la provincia del Chaco, en el resto de los casos la etnia de la víctima o se explicita en el reporte periodístico.

Informe completo

Compartir