Concluyó el debate sobre Interrupción Voluntaria del Embarazo en el Parlamento chaqueño

La iniciativa tuvo por objeto, convocar y escuchar a la ciudadanía, a través de la participación de los diversos sectores comprometidos, interesados o afectados en la temática, y contribuir con el debate iniciado en las Comisiones Legislativas del Congreso de la Nación en relación al Proyecto de Ley de N° 0230-D-2018, de Interrupción Voluntaria del Embarazo.

Todas las opiniones y posiciones fueron escuchadas y expresadas, las que se sumarán a los antecedentes, estudios, investigaciones o estadísticas que hayan sido entregados a la mesa, y serán elevados a ambas Cámaras del Congreso de la Nación, como contribución al debate público iniciado en el ámbito parlamentario nacional.

La convocatoria, que concluyó este lunes, fue presenciada por los diputados Gladis Cristaldo (Concertación Forja), Daniel Trabalón (Frente Grande) y Aurelio Díaz (Partido Obrero), autores de la Resolución que aprobó el Cuerpo para esta iniciativa. El debate comenzó el pasado viernes, a las 17, en el Recinto de Sesiones, en el marco del Día Internacional por la Acción de la Salud de las Mujeres. Se sumó luego la diputada nacional chaqueña (FpV) Lucila Masin.

Conclusiones de los legisladores organizadores

Al concluir el encuentro el diputado Daniel Trabalón (Frente Grande) valoró lo recopilado en estas dos extensas jornadas de debate que se dio desde el viernes y que terminó hoy lunes. “Es un tema que la sociedad chaqueña, como toda sociedad, tiene posiciones y quiere expresarse”. “Esto es lo que pretendió la Cámara de Diputados cuando convocó a esta jornada que como primer punto tiene el objetivo de generar información” afirmó. En esa línea informó que “la diputada Masin presentó el proyecto presentado por la campaña nacional, que plantea el aborto libre y gratuito para que se entienda qué es lo que se está discutiendo en el Congreso de la Nación, y a partir de allí, generar un debate con posiciones encontradas” y adelantó que “todo lo que se ha expresado acá, va a ser remitido al Congreso, para que  este debate sea un insumo más a la hora de tratarse en Nación” observó el legislador.

En tanto la legisladora Gladis Cristaldo (Concertación Forja) consideró y valoró como altamente positiva ambas jornadas de debate. “Con esto quedó de manifiesto que la ciudadanía del Chaco quiere participar y quiere debatir este tema” aseguró y añadió “Hemos tenido expresiones de las más diversas”. “Han pasado por estas jornada representantes de iglesias, de secretaria de género, trabajadores de la salud, y todos ellos pudieron dar a conocer su expresión de manera clara y concreta con este proyecto de ley”.

Con respecto a la participación y aportes documentales por escrito que conformarán el expediente que será girado al Congreso de la Nación, sostuvo: “es destacable la cantidad de material y de informes que han presentado a la mesa habilitada y nos resta trabajar en este material y recopilar toda la información para poder ser elevada a la Nación” informó Cristaldo.

Por su parte la diputada nacional Lucila Masin, quien destacó las dos jornadas de debate donde participaron más de un centenar de exponentes señaló: “Han sido dos jornadas que permitieron que la ciudadanía chaqueña se exprese  con respecto a una discusión que se está llevando en el seno del Congreso de la Nación, y a  nosotros – como legisladores nacionales – es muy importante escuchar los posicionamientos de la ciudadanía chaqueña”. “Nosotros tenemos la responsabilidad política de contemplar la pluralidad de voces y escuchar a la ciudadanía chaqueña como representantes del pueblo”. “La jornada ha sido muy positiva y esperemos que estas conclusiones lleguen al Congreso de la Nación” cerró Masin.

Se sumaron al debate representantes de las iglesias y congregaciones religiosas; representantes de agrupaciones, organizaciones y colectivos de mujeres; representantes de frentes y comisiones de mujeres de los partidos políticos; representantes de la diversidad sexual y de identidades femeninas diversas; representantes de las secretarias de género de las asociaciones gremiales y sindicatos de trabajadoras y trabajadores; a las y los representantes de los movimientos sociales.

También plantearon sus posturas las y los representantes de Colegios y Consejos Profesionales; representantes de las Universidades de la Región; como así también, integrantes de la sociedad civil y ciudadano o ciudadana interesado/a en la temática

Algunas posiciones expresadas en el Recinto

Ursula Savarece, como parte de su alocución observó: “Conozco lo que es que un tercero decida por una misma cuando se judicialaza el derecho al aborto y tantos otros derechos”. “Sé lo que es estar avasallada por esta sociedad tan cruel, cuando quieren intervenir con sus dogmas religiosos o pensamientos prejuiciosos”. “Hoy necesitamos decir basta, necesitamos decidir por nuestro cuerpo, ser libre de todo prejuicio”. “Yo estoy acá porque tengo batallas a favor de la ley de Igualdad de Género; ley de Matrimonio Igualitario y escuchamos los argumentos”. “Acompaño este proyecto, afirmo la ley de interrupción del embarazo” aseveró.

Analía Otaño. Médica Pediatra, con experiencia en Salud Pública con más de 40 años. “Vengo a reafirmar lo que dijeron mis compañeras. En mi carrera he visto cosas tristes, muy graves, cada guardia nuestra, todos los días del año ingresaban mujeres graves a morir por un aborto hecho en forma clandestina en el barrio por ser pobre”. “La situación era muy fea, porque teníamos atrás la policía, iban presas, algo desagradable para la calidad de vida de las personas”. “Si se salvaban era porque había que salvar su útero”. “Hace más de veinte años empezamos a luchar con la ley de salud reproductiva que terminó con la legalización del aborto, pero que terminó en escándalo porque luego se veto” dijo la profesional de la salud en su intervención.

Natalia Romero de la Agrupación Mumalá y del Partido Libres del Sur, apuntó “Hoy lo que estamos discutiendo es de justicia social, lo que estamos discutiendo es que el aborto existe y no va a dejar de existir”. “Estamos exigiendo que el Estado nos garantice leyes para decidir, soberanía sobre nuestros cuerpos”.

Laurita Canepa. Militante del Movimiento Universitario Sur, sostuvo “hace muchos años que las mujeres venimos luchando frente a las desigualdades que sufrimos”. “Este pedido que es de cada uno hoy se unió en un solo grito y llego a la Argentina”. “Estén o no de acuerdos las mujeres abortamos con plata o sin plata, ahora que hacemos con esta información?, se interrogó y contestó “el Estado debe ocuparse”. “Queremos que en todos los niveles educativos se hable de anticoncepción, de educación sexual” planteó la joven universitaria.

Daniela Campodónico, planteó: “Sentimos que no existe voluntad política de legislar a favor de cientos de mujeres que arriesgan su vida”. “Sepan que desde los colectivos feministas los llamamos cómplices, su pensamiento nos mata cada día”.

Jesús Guzman, brindó su opinión como “argentino” dijo, “como hombre que respeto la lucha de cada mujer que buscan superar la injusticia”. “Es valorable ver cómo muchas mujeres sacan a sus hijos adelantes”. “Somos siete hermanos, conocemos muchas dificultades, falta de trabajo, falta de comida, pero salimos adelante”. “Hoy con la fortaleza de salir adelante, eso es lo que nos convoca a tener una sociedad mas justa”. “Ojala se respete a la vida y al otro”.

Ethel Martinazzo. Abogada del foro local y especialista en bioética, citó el fallo Fayt.  “Quiero plantear la inconstitucionalidad que vivimos hoy”. “El Código Penal que nos manejamos de 1921, que estableció dos cuestiones cuando el aborto es inimputable: uno cuando tiene peligro la vida de la madre y el caso de violación de mujer idiota o demente”. “El fallo Fayt, era el caso de una mujer subversiva que murió tenía su bebe en la panza. Qué hizo la justicia?, indemnizó a los dos, considerando la vida del bebe” adelantó.

Cristina Chemes: “Traje una declaración firmada por 250 médicos” indicó. “En esta declaración los médicos expresamos que estamos al servicio de la vida humana desde la concepción”. “Exigimos respeto a la objeción de conciencia. Dejamos en claro que debemos cuidar y de ser posible salvar las dos vidas. Se debe combatir con políticas públicas y que ataquen las principales causas de mortalidad materna. Los médicos del Chaco queremos una sociedad que proteja  a los más débiles e indefensos, y desde el ejercicio profesional queremos lograrlo. El aborto no es seguro en ninguna institución, se pueden producir  hemorragias, ni hablar si pensamos en un aborto más allá de las 12 semanas, con el alto riesgo que esto representa, cuando estas complicaciones ocurren no importa este porcentaje porque para esa mujer es el 100 por ciento un fracaso de todos y de cada uno de nosotros” planteó.

Diana López, médica cirujana, médica de familia. “Soy profesora humana, la célula es el origen de todo ser vivo; la vida comienza en la fecundación, en las primeras semanas de gestación; pasamos de dar varios pasos, tiene latidos cardiacos a los 22 días”. “A las 12 semanas el embrión pasa a llamarse feto, la cabeza está bien erecta, el cuello definido, llegamos a la conclusión que el aborto que propone el proyecto hasta las 14 humanas es un asesinato” afirmó la médica.

Natalia Sirombra de Familia y Vida, dijo: “Voy a hablar desde mi testimonio”. “Como hija de Dios, esposa y madre de cuatro niños. Dos viven conmigo y dos viven en el cielo. Fui víctima de dos abortos. “Sos muy chiquita para que te vas a arruinar la vida me decían, me practique dos abortos. Después de años entré en crisis. Tuve mi primer intento de suicidio porque tenía mucho dolor en el alma. Hay secuelas en el alma que no se borran. Digo que no hay que llegar a ese punto de querer abortar. Después la vida me dio otra oportunidad y a pesar de las violaciones decidí la vida. El aborto no es la solución, exijo que se salven las dos vidas, que el estado salve las dos vidas” pidió.

María Angélica Kess, mujer destacada del Chaco el año 2017, dijo: “Voy a opinar como ciudadana, pero también como parte de colectivos militantes, los de la ruralidad”. “Legalmente es si o si, es un eje de salud pública. Por que las que mueren son las pobres, las que pueden pagar abortos en clínicas estamos vivas, y es el estado el que tiene que garantizar este derecho a la salud”. “La mujeres de la ruralidad, no se enteraron de los derechos que tenemos, y muchos nacimientos de niñas de 10 años son productos de violaciones de sus padrastros, de sus familiares, al ser un objeto sexual esas niñas terminan preñadas y pariendo porque nadie les dijo que tenían derecho”. “Nadie puede suponer un consentimiento cuando se trata de una niña”. Y más adelante planteó “somos millones las mujeres que queremos la vida, que creemos que tenemos derecho a la ampliación de derechos, a favor totalmente, que se debata y que como sociedad nos demos estos espacios, donde crecemos porque nos escuchamos y esos ayuda a crecer”.

El abogado Mariano Sebastián Moro.  “Es difícil ser hombre y venir acá a exponerse, esta es tarea que competen al Congreso de la Nación. Es bueno que hoy podamos debatirlo hoy acá. Vemos que no nos escuchamos, cada uno sube y dice su idea sin siquiera tratado de ponerse en el lugar del otro”. “Tenemos que decidir si la persona por nacer es una persona, o no. Si es una persona tiene derechos civiles, no son cuestiones religiosas”.

La abogada María Natalia Cobas consideró entre otros conceptos vertidos: “El aborto es un tremendo acto de violencia hacia la mujer y hacia el niño: porque provoca su expulsión del seno materno antes de que esté preparado para sobrevivir, o porque lo desmembra cruelmente para sacarlo por partes. Y aunque dijeran que es tan pequeño que no sufre dolor, eso no quita ni por un segundo la responsabilidad del que adrede lo provoca. Y ni hablar sobre la mujer: más tarde o más temprano le cae la ficha de que ha matado a su propio hijo, y entonces no habrá lugar en el mundo para su pena”.

Se sumaron más opiniones a favor y en contra de la Interrupción Voluntaria del Embarazo, en un debate que duró prácticamente toda la mañana hasta pasadas las 13 horas.

Compartir