Corrientes: evalúan eliminar “trapitos” de la Costanera y regular la actividad en otras zonas

Concejales capitalinos de la ciudad de Corrientes trabajan en la confección de un proyecto para evitar nuevos inconvenientes con los “cuidacoches”. Toma fuerza la posibilidad de habilitar personas para que trabajen en grandes eventos y en algunos espacios como el Parque Mitre.

Costanera de Corrientes.

Luego de algunas denuncias por cobro indebido y situaciones tensas con los “trapitos” de la costanera, un grupo de concejales capitalinos trabaja en la elaboración de un proyecto de ordenanza que permita regular esta cuestión e imponer algunos requisitos y limitaciones para la actividad de los “cuidacoches”.

Consultado sobre esta cuestión, el edil del bloque ECO-Cambiemos, Fabián Nieves comentó al diario El Litoral que “estamos avanzando para lograr un proyecto integral que brinde soluciones”. Aunque aún el boceto no fue terminado, aseguran que gana fuerza la idea de establecer zonas de prohibición y otras en las que puedan trabajar los cuidadores con un permiso municipal.

“Prohibir los trapitos en la costanera es una de las iniciativas que pueden incluirse para que después sea debatido en el Concejo”, expresó Nieves.

Asimismo, el concejal señaló que “hay algunos sectores en los que se podría realizar la actividad, pero con un permiso de la Comuna, como por ejemplo el Parque Mitre”, opinó. De ser así, aseguran que serán necesarios controles exhaustivos para evitar que personas no autorizadas puedan aprovecharse de la situación y poner un monto fijo a los conductores.

Vale recordar que lo único que está normado y tiene una tarifa fija es el estacionamiento medido de la zona céntrica, el resto en cambio es gratuito, con pago voluntario. Es decir, si la persona no tiene dinero o no quiere hacerlo, no tiene la obligación de pagar o puede colaborar con el monto que entienda suficiente.

Por otra parte, el proyecto de ordenanza en el que trabajan varios concejales incluye también la actividad de los “trapitos” en grandes eventos que se realizan en la ciudad. Es que, en la Fiesta del Chamamé y en recitales masivos suelen darse complicaciones con personas que cuidan los coches y ponen también un monto fijo, que suele ser elevado, entre $50 y $100.

“Tenemos que incluir esta cuestión porque es algo que se da habitualmente; lo ideal es que sean personas identificadas con una pechera y credencial que acredite que están autorizados por la Municipalidad”, señaló el edil al respecto. En tanto, lo mismo esperan hacer con los cuidadores de motos, muchos de los cuales cuentan con un permiso comunal, pero no están debidamente identificados.

La Comuna cuenta con una lista de unos 100 “cuidacoches”, que entrarían también en el proceso de regulación que se discutirá en el Concejo cuando sea presentado el proyecto.

 

VIAellitoral.com.ar
Compartir