En Misiones obligan a una prepaga a cubrir el costo de aceite de cannabis para un niño

En un fallo judicial que sienta precedente en esa provincia y en todo el país, el juez federal de Oberá, José Luis Casals, obligó a la obra social OSDE a cubrir el costo de los frascos de aceite de cannabis importado, que precisa un niño de 2 años que padece síndrome epiléptico sintomático.

Aceite de cannabis sativa.

El pedido fue realizado en diciembre del año pasado, a través de una acción de amparo que el abogado Luciano Armanini interpuso a fin de garantizar el derecho constitucional a la salud al menor de nombre Valentino. En ese marco, el magistrado atendiendo la celeridad del caso en abril de este año falló a favor de la familia.

“Valentino tiene una enfermedad neuronal que no tiene cura, en la que la única opción es actuar médicamente en pos de mejorar su calidad de vida. Sus padres consultaron con médicos de todo el país e incluso viajaron al exterior y tras varios tratamientos encontraron que la aplicación de este aceite de cannabis, importado de Estados Unidos, lograba reducir un 50% el número de convulsiones matutinas que tenía, que eran entre 10 y 20”, relató Armanini.

En esa misma línea, el letrado precisó que en Argentina está en vigencia la Ley 27.350 sobre el Uso Medicinal de la Planta de Cannabis y sus derivados que establece que la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) permitirá la importación del aceite cannabis y sus derivados cuando sea requerida por pacientes que presenten las patologías contempladas en el Programa Nacional para el Estudio y la Investigación del Uso de Medicina de la Planta de Cannabis, y cuenten con la indicación médica pertinente.

Bajo la norma, el Estado se compromete a cubrir el costo del medicamento a todos aquellos pacientes incluidos en el programa. Sin embargo, pese a su sanción y reglamentación, el registro de pacientes argentinos que necesitan el aceite aún no está operativo.

Por su parte, la obra social esgrimía que la sustancia aún no esta nomenclada en la Anmat, tal como fija la ley vigente. En ese contexto, tanto el abogado como el magistrado consideraron de carácter urgente que la prepaga garantice el otorgamiento del los frascos de medicina cuyo costo alcanza los 1.000 dólares mensuales, hasta tanto el Estado pueda proveerlos.

“No cualquier patología tiene derecho a la cobertura del aceite de cannabis. En este caso se aplicaba y estaba probado que el medicamento mejora la calidad de vida del niño. No sólo redujo el número de ataques de epilepsia, sino que comenzó a reaccionar a los estímulos exteriores como responder a su nombre, y a fijar la mirada. Y eso para los padres es invaluable”, contó el abogado.

 

Compartir