La obra más polémica divide las aguas en el Valle de Punilla

Se vivió el sexto día de debate en Santa María de Punilla y se aviva la polémica por la millonaria obra que impulsa la Provincia en esa región de Córdoba. La construcción de la autovía de montaña de Punilla se transformó en poco tiempo en uno de los debates más intensos que se registraron en la Provincia de Córdoba y sigue sumando posiciones a favor y en contra.

Autovía de montaña de Punilla.

Tras la disputa interna que la obra generó en la Universidad Nacional de Córdoba, el rector se vio obligado a emitir un comunicado donde se aclaró que la alta casa de estudios no fijó una postura.

La construcción de la autovía tuvo un respaldo masivo de los intendentes, jefes comunales y legisladores de Punilla, como también de cámaras empresarias de la región y de profesionales que integran la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba. Aquellos que respaldan la obra ponderaron el impacto social, turístico y económico que tendrá en las sierras, minimizaron el daño ambiental y elogiaron la inversión.

El principal argumento esgrimido por mandatarios y empresarios fue la mejor conectividad que se logrará y la necesidad de contar con una vía alternativa a la Ruta 38, la columna vertebral del valle y la carretera con mayor tránsito de la Provincia de Córdoba detrás de las autopistas y autovías. El volumen de vehículos que recorren el tramo comprendido entre las ciudades de Carlos Paz y La Falda es realmente impactante y durante la temporada de verano, demanda al menos dos horas.

Asimismo, se planteó que la alternativa pedemontana es la mejor opción porque reconvertir el trazado actual en una autovía de cuatro carriles implicaría un elevado índice de expropiaciones, partiría en dos varias localidades o atentaría contra el paisaje.

Por su parte, desde el Instituto de Investigación de Servicios Públicos e Infraestructura (IISPI) se descartó construir una vía por el oeste porque desde Vialidad Provincial aseguran que se verían perjudicadas las cuencas hídricas que recibe la zona desde las Altas Cumbres y las Sierras Grandes, al tiempo que tendrían que construirse más de 11 puentes o terraplenes, lo que además implicaría un mayor costo de obra.

En relación al impacto sobre las laderas de las sierras, una de las críticas donde los ambientalistas pusieron mayor énfasis, los autores del proyecto manifestaron que la mayor parte del faldeo se ha visto depredado por la construcción de viviendas desde San Roque hasta Santa María y Cosquín. “La autovía será como un freno a ese avance hacia el este”, reconocieron en defensa de la obra.

Durante las entrevistas concedidas a El Diario y a la hora de hacer uso de la palabra, durante la audiencia pública en Santa María de Punilla, varios intendentes manifestaron que respaldaron la iniciativa porque confían en que la Provincia hará un plan de remediación y mitigación ambiental y se encargará de sembrar tres hectáreas de bosque nativo por cada una que sea depredada.

Otro punto de discusión ha sido cómo la autovía afectará las cuencas hídricas, y al respecto, desde la Provincia defienden la propuesta aduciendo que “no se verán afectadas en lo más mínimo”, ya se construirán “alcantarillas” para no interferir con el curso normal de los sistemas de escorrentías.

El estudio de impacto ambiental que lleva las firmas de Teresa Reyna, Fernando Marhuenda, César Riha, Hugo Pesci, María Labaque, Marcelo Pierotto, Lucía López y Fabián Fulginiti, no se refiere en particular a la situación vinculada al yacimiento de uranio ‘Rodolfo’; pero sugirió que se haga un monitoreo constante sobre el avance de la obra en el sector.

Finalmente, en relación a los sitios arqueológicos que podrían verse afectados, consideraron que “no tienen un valor de relevancia”.

La UNC aseguró que no fijó postura sobre la obra
Tras la polémica que se inició entre los docentes e investigadores del Instituto de Investigación de Servicios Públicos e Infraestructura (IISPI) y aquellos pertenecientes al Instituto Multidisciplinario de Biología Vegetal (Imbiv), quienes tienen posiciones contrapuestas sobre la autovía de Punilla, durante las últimas horas, se difundió un dictamen de la Dirección de Asuntos Jurídicos de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) donde admite la existencia de dos posturas sobre la obra y aclaró que se encargó el estudio técnicos a un grupo de profesionales, pero que sus conclusiones no deben representar de manera alguna “como una posición u opinión institucional de la UNC”.