Para Julio Sotelo, el acuerdo con el FMI “es una demostración de inoperancia total y absoluta”

El diputado del Parlasur por el Chaco, Julio Sotelo, analizó el escenario económico y financiero en el que el Gobierno Nacional definió acudir al Fondo Monetario Internacional. Plantó los avatares que derivaron en la crisis de 2001 y vaticinó un futuro de supervivencia para pymes e industria y un “combo explosivo2 para la población en general a raíz de tarifazos desmedidos.

Julio Sotelo, diputado del PARLASUR.

El diputado por el Parlasur, Julio Sotelo, hizo un repaso histórico desde 2001 a esta parte, incluyendo los procesos de desendeudamiento externo generado en las gestiones presidenciales de Néstor Kirchner y Cristina Fernández. “Tenemos que ver el contexto en el cual esta crisis se fue desarrollando, arrancando esta desde fines del 2001, que hace explosión ante un gran incremento de la deuda externa, una economía paralizada en la Argentina y aplicación de la receta del FMI que llevó a la pauperización de los sectores de la clase media y baja, y que llevó a la venta de los ferrocarriles, Aerolíneas Argentinas y todas las empresas del Estado”, indicó y aseguró que todo lo que “se vendió” fue “siguiendo las recetas del organismo internacional para poder seguir pagando, con el precio, los intereses de la deuda que cada vez se acumulaban más”.

Recordó que tras la caída del expresidente Fernando De la Rúa, “Argentina entró en un proceso lamentable donde tuvo varios presidentes con Eduardo Duhalde en el final del proceso y el inicio de la gestión de Néstor Kirchner; donde con Roberto Lavagna como ministro de Economía de la Nación se refinanció casi el total de la deuda externa que permitió que la Argentina pueda brindar solo una parte de sus recursos para el pago de deuda, empezando a remontar sus industrias y mercado interno”, remarcando, “todo esto hizo que Argentina, de ser uno de los países con mayor deuda per cápita en el mundo pase a ser al final de la gestión de Cristina Fernández, uno de los más desendeudados, finalizando así un proceso de reestructuración económica y de crecimiento”.

En ese contexto, repudió el rumbo económico y financiero que tomó el Gobierno liderado por Mauricio Macri, desde su asunción en diciembre de 2015, cuando “se entrega una Argentina con problemas de deuda interna pero no externa, Argentina seguía siendo uno de los países más desendeudados del mundo”. “Cuando el actual Gobierno Nacional se hace cargo del país establece una devaluación profunda del 40%, hay una negociación y pago inmediato a los fondos buitres en las condiciones más aberrantes y a partir de ahí la Argentina comenzó un proceso de decrecimiento económico y de mayor endeudamiento en el orden internacional”, explicó el parlamentario.

Sotelo, aseguró que “este gobierno ya tomó, durante varios años, la tijera y empezó un proceso de ajuste a los sectores donde no tenía que ajustar, que son los más desprotegidos como los jubilados,  empleados, industriales, pymes, etc o sea sectores bajos y medios,  teniendo a su vez como principales medidas la condonación de deuda a las empresas de energía eléctrica y dejó sin efecto las retenciones al campo y a las mineras con lo cual el país se quedó sin ingresos. Errores en la política cambiaria, fiscal y económica hacen un combo que explotó”.

Y en esa línea, manifestó que “hay una economía sumamente destruida, no existe ninguna industria que pueda ser rentable en términos de un 40% mensual en la Argentina, los bancos para un descuento de cheques están cobrando un 60% de interés anual, por lo que ninguna empresa o industria puede sobrevivir a esto sin olvidar los brutales incrementos de luz, agua y gas creando un combo explosivo”.

“Hoy, la situación es altamente comprometida, recurrir de nuevo al FMI es una demostración de una inoperancia total y absoluta de este Gobierno Nacional”, concluyó el parlamentario.

 

 

Compartir