Alertan sobre las consecuencias de los despidos en el SENASA y Agricultura Familiar

Trabajadores del SENASA y Agricultura Familiar denunciaron que desde 2016 a esta parte se redujeron a la mitad los puestos de empleo en ambas áreas. Advirtieron sobre una situación grave en cuanto a despidos, desmembramiento de equipos de trabajo en el interior provincial y recorte de políticas públicas que garantizan la calidad de la producción chaqueña.

Delegados gremiales de Agricultura Familiar y del SENASA visitaron los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN en el marco del conflicto desatado por los despidos en ambos organismos y del paro nacional de ATE concretado este jueves en todo el país. Luis Meza y Ana Nicora refirieron a los despidos que viene sufriendo desde 2016, pero de manera puntual a los de estos últimos días, “números fuertes dentro del Ministerio de Agroindustria, lo que motivó el paro nacional”.

En el caso de Agricultura Familiar, Nicora explicó que desde 2016 empezaron a producirse bajas por despido y de manera tan drástica que “prácticamente se redujo a 50% del personal”, pero además se recortaron funciones al organismo. En ese sentido, explicó que la afectación en el funcionamiento se dio por ejemplo en lo que hace al uso de vehículos para los equipos territoriales. “Nosotros trabajamos en diferentes equipos en la provincia y hay que trasladarse a los lugares en donde está el productor, el agricultor. Al no tener vehículos, recursos, combustibles, cuestiones mínimas, se ve afectado, y con esto todas las políticas públicas: el registro, el monotributo social agropecuario, por ejemplo”.

Por su parte, Meza, refirió a la situación en el SENASA y para dimensionarlo recordó la detección del caso de triquinosis el año pasado, por parte de personal del organismo, y adujo que esa es una de las funciones que se estarían recortando con los despidos, “porque no habrá personal para controlar esto en los lugares en los que hoy se está presente”. “Repercute en la calidad y en la sanidad de la población en general, tanto de seres humanos como las producciones vacunas, caprinas y bobinas que son las que tenemos acá”.

Nicora acentuó que el recorte de personal y funciones “significa romper equipos de trabajo, el equipo de General San Martín por ejemplo se queda con la mitad de los trabajadores. Significa que muchos pueblos, muchas localidades chicas se van a quedar sin referencia estatal, sin trabajadores que lleven la política estatal. Esto nos va a pasar a acá, en el Gran Resistencia, porque tenemos despidos acá. También en el Registro se va a sentir mucho. El Registro hoy es algo sustancial para el productor porque lo necesita para todo trámite y el monotributo es la posibilidad de estar registrado y vender su producción a buen precio. El que hoy no tiene el monotributo social agropecuario, vende un animal y le descuentan el 56% del valor. Entonces, poder llegar con ese monotributo a cada uno de los agricultores familiares es sustancial”.

En esa línea, informó que ya se desarmaron equipos en El Impenetrable, en Misión Nueva Pompeya, Comandante Frías, Wichi, “que era donde ellos trabajaban y donde estaban radicados”. “La afectación del personal es la afectación de la política pública directa al sector de la agricultura familiar”, sostuvo.

Sólo en Agricultura Familiar iniciaron 49 trabajadores y hoy sólo quedan 25, “prácticamente el 50% se redujo la planta. Y estoy hablando de que están echando compañeros que tienen hasta 22 años de antigüedad, compañeras y compañeros que hicieron institución, con quienes comenzamos a hacer  los grupos del Programa Social Agropecuario (PSA), después en la Subsecretaría. SENASA hace el control de la producción, nosotros trabajamos en la producción misma. Entonces, los profesionales, ingenieros agrónomos, técnicos agropecuarios, veterinarios, trabajan en lo que sería la atención y prevención misma de enfermedades durante la producción. Esto tiene que ver con saneamiento de rodeo, con trabajar con productores.

Compartir