El Ballet Contemporáneo estrena Sorda de Ariel Caramés

La función será el viernes 11 de mayo, a las 21.30, en Casa de las Culturas (Marcelo T. de Alvear y Mitre). La entrada costará $50.

Sorda es la nueva producción concretada por Ariel Caramés con el cuerpo artístico dirigido por Mariela Alarcón. El Ballet Contemporáneo del Chaco abrió su temporada el año pasado con el estreno de una pieza de este coreógrafo invitado. Y en 2018 volvió a trabajar con el elenco provincial en el montaje de otra de sus creaciones.

“Mis piezas usualmente abarcan muchas ideas generales, no están centradas en una sola temática. La intención es que el espectador se agarre de sus emociones para transitarlas. La idea es dejar abierta la imaginación del público, y que los presentes vayan interpretando lo que ven de acuerdo a cómo los guíe su estado de ánimo”, expresó Caramés.

“Sorda presenta imágenes de una manera muy cinematográfica, pues una imagen borra a la otra, con el acompañamiento de la música electrónica y de composiciones de David Lang. Apunta al desarrollo del monólogo interno, las imágenes sucesivas son representadas por los bailarines que interpretan esta forma literaria a través de la danza”, describió.

La obra

Sorda propone una búsqueda en donde el tiempo y los límites personales se desdibujan. Un espacio en donde las experiencias vividas, los gustos, sensaciones y desarrollo de nuestro ser social configura formas únicas, sin codificación aparente.

“La búsqueda  es el decir desde un espacio y lenguaje interno, propio, que al intentar  traducirse en movimientos se topa con barreras de la comunicación que evidencian más preguntas. La interpretación y el sentido subyacen en las sensaciones, mientras que las emociones se generan desde lo propio del ser”, describió Alarcón sobre la pieza.

Ariel Caramés

Comenzó sus estudios en la danza en el Teatro Colón y los continúa en la escuela de Miami City Ballet, a través de una beca en Estados Unidos. Allí integró el Arts Ballet of Florida bajo la dirección de Vladimir Issaev`s y el Miami Contemporain Dance Company, así como también participó como solista en el Festival Internacional de Ballet de Miami.

En 2004 regresó a Argentina, desarrollando roles de solista, primeramente en el Ballet Contemporáneo del Teatro San Martin, bajo la dirección artística de Mauricio Wainrot; y luego en el Ballet Argentino, con la dirección de Julio Bocca.

En 2008 fue miembro fundador de la Compañía Nuevos Rumbos, renombrada posteriormente como Compañía Nacional de Danza Contemporánea. En 2009 se trasladó a España, donde formó parte como solista en la compañía La Mov, con la dirección de Víctor Giménez, y en el CCG, bajo la dirección de Mercedez Suárez.

En Europa incursionó como coreógrafo, presentando distintas piezas propias en el Teatro Rosalía de Castro, el Teatro Colón de Galicia y en La Domus. Concursó en el Festival de Artes Escénicas, en el cual fue seleccionado y representó una pieza en el Teatro Sala de Santiago de Compostela, España.

En 2011 fue invitado por Rubén Mosquera para bailar en el Teatro Cervantes (Buenos Aires). Y en 2013 fue convocado por Julio Bocca para bailar en el Teatro Sodre (Uruguay) como solista en la obra Russian Hamlet, de Boris Eifman.

Desde 2014 reside en Argentina e imparte clases de técnicas mixtas contemporáneas y laboratorio coreográfico en la Escuela de Danza Contemporánea Arte XXI y en el Portón de Sánchez. Crea piezas propias en distintos teatros de Buenos Aires y regiones de Argentina.

En 2017 presentó su obra El Espejo de los Animales con el Ballet Contemporáneo del Chaco, dependiente del Instituto de Cultura del Chaco.

 

Compartir