Caso Maira Benítez: la madre de la joven repudió la actitud de un testigo que se negó a declarar

Antonia Leiva, madre de Maira Benitez, expresó su “bronca” ante la negativa de un testigo de declarar en la causa que investiga la desaparición de su hija. “Se negó a declarar, a decir lo que me dijo a mí. Dice que no me conoce, que nunca habló conmigo, que jamás llegó a mi casa, que no sabe quién soy, y es mentira”, aseguró la mujer.

Antonia Morán junto a una foto de su hija, Maira Benítez.

A 17 meses de la desaparición de Maira Benítez, un nuevo testigo  generó fuertes expectativas que luego se diluyeron cuando el hombre se negó a aportar la información que había sido confiada antes a la madre de la joven villangelense. Así lo contó Antonia Leiva, quien desde el primer día encabezó una lucha incesante, junto a colectivos de mujeres que la vienen acompañando, y que habló este martes para RADIO CIUDAD, y expresó su “sorpresa” y su “bronca” por estos últimos acontecimientos. “Es como que me cortó las ansias porque yo pensaba que a través de este testigo que tenía que ir a declarar a Fiscalía y a aportar los datos que él me había informado a mí, podíamos avanzar en la causa y ahora resulta que se niega a declarar, a decir lo que me dijo a mí. Dice que no me conoce, que nunca habló conmigo, que jamás llegó a mi casa, que no sabe quién soy y es mentira”.

Contó que el hombre “insistió” en mantener una conversación con ella. “Yo en ese momento me encontraba en Resistencia. Él llegó a mi casa y había hablado con mis dos hijos mayores y les dijo el motivo por el que quería hablar conmigo. Yo al otro día volví y vino a casa, hablamos. Me dijo que en este último tiempo quiso a hablar de cosas que pasaron sobre Maira. A mí me interesó y cuando me empezó a contar obviamente, como siempre, me puso mal. Pero es la realidad. Yo estoy preparada para escuchar cualquier cosa. Por un lado, le creí todo lo que me dijo porque lo hizo como que todo era cierto. No puedo decir que inventó porque nombró varias personas y creo que tendría que estar bien seguro de lo que me contó para dar nombres y detalles de lo que pasó esa mañana. Ahora resulta que lo niega totalmente. A mí me da qué pensar. No sé si lo amenazaron, si tiene miedo. Porque esto desde un principio él lo tenía que pensar. Si tiene miedo, él tenía que pensarlo desde un principio antes de venir a decirme todo esto”, relató la mujer.

Reconoció que no es la primera vez que atraviesa una situación de esta índole, desde la desaparición de su hija, “pero nosotros quedamos muy mal y yo principalmente. Estos testigos falsos que viene y te dicen una cosa. Pero en este caso parecía seguro”.

Respecto del retorno de perros adiestrados, Antonia Leiva confirmó que volverán pero también aclaró que otro operativos de esas características conlleva  a un costo económico. “Hay que esperar un poquito más y los perros vuelven porque se tiene que cumplir con medidas que yo pedí en la Justicia Federal”.

Aclaró que la figura de trata de persona se descartó de plano cuando la causa volvió al fuero provincial. “De un principio tampoco aceptaba, no lo veía como un caso de trata de persona por cómo se dieron los hechos cuando pasaron los días”.

Compartir