Panaderos se reúnen la semana próxima para analizar costos y determinar nuevos precios

El titular de Industriales Panaderos, Diego Ballesta, informó que el próximo miércoles el sector analizará las variables para determinar los nuevos precios, el tercero en lo que va del año. El combo no es alentador ante el aumento de precios de insumos, de tarifas, de combustibles (gas y gasoil) y frente a una baja en el consumo.

Diego Ballesta, titular de Panaderos.

El titular del Centro de Industriales Panaderos, Diego Ballesta, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN para hablar de los precios de un elemento básico en la canasta familiar a partir de la suba del principal insumo, la harina, además de las tarifas de servicios. Informó que el martes de la semana que viene se reunirán con el presidente de Secheep, José Tayara, “para que nos aclare un poco el panorama respecto de cómo se van a dar los incrementos en la parte de energía”, en razón de que requieren “certezas” sobre la gradualidad de los aumentos ya previstos.

Por otro lado, contó que el jueves se hizo efectivo un aumento salarial del 8% para el sector panadero, “un porcentaje que nosotros consideramos elevado, habida cuenta que los incrementos que se le otorgaron a nuestro sector en los últimos 18 meses superan holgadamente lo que fue la inflación en ese lapso. Nuestro personal no perdió contra la inflación, pasa que tanto se habla que la gente cree que realmente perdió cuando no fue así. Se pactó el 15% en dos tramos hasta fin de año. Arranca con un 8% en este mes y un 7% en agosto, que para nosotros es elevado”.

Planteó que en base a esta información, que hace a los salarios, sumado a lo que puedan recabar en cuanto a los incrementos tarifarios que se vienen y a saber “hasta el último momento del día miércoles”, oportunidad en la que se concretará la reunión de Comisión, se establecerá también el precio que tendrá el pan en razón de que también la harina “viene subiendo tres veces por mes”.

Explicó que la harina tiene relación con el precio internacional. “Nosotros somos exportadores de trigo y eso hace que si el precio internacional está elevado acá automáticamente sube el precio del trigo y consecuentemente de la harina, porque los molinos la tiene que pagar más cara”.

El combo es preocupante: aumento de insumos, de tarifas, de precio en góndola y baja en el consumo. “Nosotros no queremos andar aumentando el precio todos los días. Por eso pretendemos establecer un precio que relativamente se mantenga en tiempo”, manifestó Ballesta y recordó que el precio del pan se modificó, en lo que va de 2018, en dos oportunidades, a consecuencia del incremento de la harina desde enero hasta abril.

Con el aumento de salarios, a partir de mayo, para los empresarios panaderos se suma otro guarismo. O sea que la semana próxima harán un análisis global de la incidencia de costos: energía eléctrica, combustible, harina y precio del dólar. Y, en el caso del combustible, gas y gasoil, explicó que “tiene mayor incidencia que la propia energía eléctrica. Y si, como se publicó, que prácticamente es de un 1.000%, obviamente va a incidir también en el costo”.

A todo esto, junto con la harina que es el principal insumo, también los incrementos se dieron en grasas, margarinas. “Pero en esos rubros hay una muy buena competencia como en la levadura. Este año se abrió otra fábrica de lavadura que hizo que los precios se quedaran. Pero no ocurre cuando queda liberado a un monopolio”.

Si bien evitó dar números hasta tanto puedan sentarse y a analizar el panorama global, aseguró que el pan va a aumentar.

Por último, Ballesta agradeció la intervención de la Federación Económica del Chaco por la cual se frenó la idea de avanzar en un proyecto de reforma tributaria que el sector pyme vio como nocivo.

 

 

Compartir