Organizaciones civiles repudian “privatización de la salud mental y de la lucha contra las adicciones”

Ante el anuncio de la inminente radicación en el Chaco de la “Comunidad Terapéutica Darse Cuenta”, organizaciones de la sociedad civil denunciaron un desmantelamiento del área de salud mental en salud pública y la promoción de la actividad privada.

Salud Mental.

Organizaciones de la sociedad civil manifestaron profunda preocupación ante la inminente radicación en la provincia del Chaco de la “Comunidad terapéutica DARSE CUENTA”, tal como lo anunciaron recientemente el gobernador Domingo Peppo y el ministro de Salud Luis Zapico, tras reunirse con directivos de ese centro asistencial.

A través de un comunicado señalaron que “el Estado debe garantizar a las personas con problemas de adicciones una atención integral sanitaria y social, humanizada a partir del acceso gratuito, igualitario y equitativo que preserven y aseguren la recuperación de la salud”.

En ese contexto, advirtieron “la preocupación que genera la apertura de un centro privado avalado por el Estado, en contraste con el continuo y progresivo desmantelamiento y desfinanciamiento de los servicios de salud mental públicos de la provincia, sumado la precarización del recurso humano y la desfuncionalización de la Dirección de Salud Mental prevista en el Decreto Nº 1967/17 que no ha sido modificado”.

Denunciaron, en ese sentido, que “esta gestión propicia la radicación de una institución privada, cuyos costos de tratamiento por persona tienen un piso cercano a los veinte mil pesos mensuales, poniendo de manifiesto así el grado de exclusión de los sectores mas vulnerados y que carecen de recursos económicos”.

“De esta manera, el empobrecimiento paulatino del sistema de salud mental y la ruptura de la red sanitaria, generaron la inaccesibilidad a los servicios y gravísimo achicamiento de la oferta en la asistencia lo que ha producido lógicamente, un incremento en la demanda insatisfecha por padecimientos mentales y consumo problemático de sustancias ante la falta de respuestas suficientes”, sostuvieron.

Por ello, desde las organizaciones repudiaron la “privatización de la salud mental, exigimos salud pública, gratuita e igualitaria”. Asimismo, solicitaron al gobernador Peppo el aumento del presupuesto de salud mental, el fortalecimiento de la atención primaria de la salud, la creación de dispositivos intermedios y comunitarios, atención ambulatoria y domiciliaria, incorporación de recurso humano idóneo para fortalecer la red, capacitación de los trabajadores de salud mental”.

Por último, reclamaron de manera urgente “la conformación de una mesa de trabajo con la participación de las organizaciones civiles y asociaciones de familiares y usuarios para el diseño de las estrategias que mayor se adecuen a nuestras necesidades reales y condiciones de vida”.

Las organizaciones que suscriben el documento son la Asociación Civil de Usuarios y Familiares de Salud Mental “Mejor ando en comunidad”, la ONG Pensamiento Penal Chaco, la Red Entrelíneas y el Colegio de Psicólogos del Chaco.

Compartir