Rastrillarán campos aledaños a Villa Angela para continuar con la búsqueda de indicios sobre Maira Benítez

El abogado querellante que representa a la familia de la joven, Pablo Vianello, reveló que en los próximos días se acordará con la Fiscalía de Villa Angela una serie de allanamientos en campos aledaños y también en la ladrillería donde hasta ahora no se pudieron hallar rastros de la joven.

El abogado Pablo Vianello aseguró que están expectantes por el cambio de carátula y la elevación a juicio de la causa.

Una vez confirmada la competencia de la justicia provincial en la investigación por la desaparición de Maira Benítez, la Fiscalía Penal de Villa Angela ordenará nuevos peritajes en distintos lugares de la zona urbana y rural de esa localidad para tratar de encontrar indicios sobre el paradero de la joven, que fueron aconsejados por el fiscal federal de Sáenz Peña, Carlos Sansserri. Así lo confirmó el abogado querellante, Pablo Vianello, quién indicó que entre este viernes y el lunes se buscará coordinar los operaciones con la fiscal Gisela Oñuk, ahora bajo la nueva hipótesis de un posible femicidio de la joven desaparecida el 17 de diciembre de 2016.

“Se realizarán rastrillajes en diferentes zonas que no puedo adelantar; hay varios campos aledaños a la localidad de Villa Angela donde se van a hacer los peritajes para poder determinar si se puede encontrar algún tipo de rastro de Maira Benítez. Y en aquellos lugares donde ya se habían hecho se van a profundizar, como por ejemplo en la ladrillería que era uno de los lugares donde sospechábamos podía haber sido descartado el cuerpo de Maira”, adelantó Vianello, en declaraciones a CIUDAD TV y RADIO CIUDAD. En ese contexto, señaló que buscarán coordinar la fecha de los peritajes “para que la querella esté presente en la producción de las pruebas”.

Sobre la nueva hipótesis de investigación que apunta al delito de femicidio, el abogado querellante explicó que esa idea fue propuesta por el propio fiscal federal de Sáenz Peña, Carlos Sansserri, al declinar su competencia en el caso, ya que, según indicó, no existían elementos para sostener la privación de libertad de los imputados en cuanto al delito de trata de personas. A su vez, Vianello reveló que “desde el mes de diciembre venimos teniendo charlas con la mamá de Maira y las pruebas que tenemos nos llevan a pensar que Maira fue asesinada y no fue un delito de trata”.

Cabe recordar que en la causa se encuentran detenidos con prisión preventiva Rodrigo Silva, con quién se vió por última vez a Maira, Catalino Silva y Héctor Cáceres. Además, están complicados Sergio Coria, Ramón Cáceres –ambos consiguieron el cese de prisión- y Belén Ledesma, que estuvo pocos días con prisión domiciliaria durante el comienzo de la investigación.

 

Compartir