Niremperger: “De continuar en libertad Aída Ayala, existen serios riesgos procesales”

La resolución de la Jueza Federal de Resistencia en el incidente de eximición de prisión de la hoy diputada nacional, al que tuvo acceso CHACO DIA POR DIA, establece - entre otros argumentos - que el haberse presentado voluntariamente no atenúa sino acentúa el riesgo de entorpecer la investigación. Además, advierte un pronóstico de peligrosidad procesal y que, de continuar en libertad, existen serios riesgos procesales de que pueda entorpecer la investigación o intentar eludir la acción de la Justicia.

Parte resolutiva con la firma de la jueza federal Niremperger.

El revés judicial para la ex intendenta y actual legisladora nacional, Aída Ayala, es motivo de la resolución de la doctora Zunilda Niremperger, que tiene fecha del 2 de mayo, en el “Incidente de Eximición de Prisión de Ayala Aída Máxima Beatriz, Expediente FRE 138/2018, caratulado “Sampayo Facundo Alfredo y otros- Asociación Ilícita- Infracción Art. 303 e Infracción Ley 24769”, ante la presentación de la doctora Olga Mongelós.

Los considerandos
Entre los considerandos de su resolución, la magistrada federal establece:

II.- Que, habiéndose agregado copia del informe del Registro Nacional de Reincidencia e Informe socio ambiental, se corrió vista al Sr. Fiscal Federal quien, conforme a las constancias agregadas en el presente incidente, arriba a la conclusión de que en el caso particular y en función a los argumentos a cuya reproducción me remito por razones de brevedad, la Sra. Juez no debe hacer lugar a la eximición solicitada.

III.- Que en relación a lo solicitado, tengo en cuenta la gravedad del hecho que se investiga y las características del mismo. Principalmente los argumentos expuestos en el requerimiento de instrucción fiscal y los respectivos requerimientos ampliatorios posteriores y la necesidad de resguardar la prueba pertinente para esclarecer los hechos en análisis y que se encontrarían relacionados con presuntas maniobras de corrupción en la administración pública.

Hipótesis de investigación
Luego, continúa la magistrada diciendo:

“En efecto, conforme los datos objetivos expuestos, surge una hipótesis de investigación relacionada a Aída Beatriz Máxima Ayala, con presuntas maniobras de evasión fiscal y/o lavado de activos provenientes de posibles conductas vinculadas a delitos corrupción, fraude a la administración pública, enriquecimiento ilícito de funcionario público y asociación ilícita (artículos 174 inc. 5, 268 y 210 del Código Penal) y otros delitos precedentes relacionados”.

“En el marco de lo expuesto, la viabilidad de la medida requerida respecto de la imputada, se erige como el resultado de un análisis exhaustivo de la evolución de las composiciones societarias de las distintas personas jurídicas investigadas, asumiendo un rol protagónico como estructuras que habrían sido creadas a los fines de encubrir el real dominio funcional de las mismas y las finalidades presuntamente espurias que las motivaban”.

Aída Ayala sospechosa
“Que, el escenario planteado, permite ilustrar la trascendencia social e institucional que comprenden los hechos presuntamente delictivos relativos a la presente investigación, como así la complejidad del modus operandi que habrían desplegado. Tales argumentos, me llevan a afirmar que existen motivos bastantes para sospechar que Aída Beatriz Máxima Ayala. habría cometido el delito de lavado de dinero agravado por habitualidad, ser miembro de una banda y funcionario público, en calidad de coautor (art. 303 del Código Penal, con la agravante prevista por el art. 303 inc. 2, apartados a) y b) del Código Penal)”.

“Es por ello que, no obstante haberse presentado a prestar declaración indagatoria, tal circunstancia lejos de atenuar el temor referenciado al momento de ordenarse su detención, se enfatiza desde que la misma ha tomado conocimiento cabal de la gravedad del delito por lo cual se la investiga, las circunstancias que inspiraron la investigación y las pruebas hasta hoy incorporadas a la presente”.

Pronóstico de peligrosidad
“En virtud de lo expuesto, es que se advierte un pronóstico de peligrosidad procesal representado por la posibilidad concreta de que la imputada obstaculice el normal desenvolvimiento de los actos pendientes de la presente instrucción, por cuando desde su posición jerárquica dentro de las cúpulas directivas de las empresas bajo investigación o manteniendo su dominio funcional sin figurar formalmente al frente de las mismas, podría ejercer influencia directa en posibles testigos cuyo conocimiento resulta relevante para el esclarecimiento de los hechos cuestionados o, desde el poder económico que detentaría, contar accesiblemente con los medios para eludir el accionar de la justicia”.

“No debemos soslayar que la nombrada ha sido intendenta de la ciudad de Resistencia durante los períodos 2003-2007, 2007-2011 y 2011-2015, Secretaria de Asuntos Municipales de la Nación desde el año 2015 hasta el año 2017 y luego renunciado a dicho cargo para asumir como Diputada de la Nación tras ser electa en las elecciones del año 2017, continuando en su ejercicio hasta la actualidad”.

“Por lo tanto, la permanencia de Ayala durante períodos significativos en altas esferas del gobierno municipal y nacional, como así desde su posición de Diputada Nacional, la colocaría en una posición susceptible de afectar el decurso de la presente instrucción, por cuanto poseería los medios económicos, información privilegiada o los contactos como para entorpecer la labor de esta magistratura, ejerciendo influencia directa en cuanto posibles testigos, presionándolos o directamente determinando el contenido de sus declaraciones, u ocultando o destruyendo la prueba necesaria para comprobar esta compleja maniobra de lavado de activos, cuya investigación se encuentra en sus albores pendiente de realización la pericia ordenada en autos sobre los elementos hasta aquí colectados sin dejar de soslayar las múltiples diligencias que se encuentran ordenadas y los resultados parciales de las mismas que llevan a nuevas fuentes de prueba a otros posibles involucrados, los que no se descarta estarían en estrecha vinculación con la aquí investigada”.

Riesgos procesales
“Desde esta óptica, estimo que de continuar en libertad existen serios riesgos procesales de que pueda entorpecer la investigación o intentar eludir la acción de la justicia. Por ello, puedo concluir que hay datos reales, concretos y objetivos para aseverar que por medio de sus conexiones ligadas a la posición de poder que ha detentado -y que mantiene en la actualidad- podría fácilmente ser utilizada en perjuicio del esclarecimiento de aquellos hechos cuestionados bajo investigación”.

“Por tales motivos, la detención de la encausada resulta imperiosa para garantizar el éxito de la investigación en curso, tornándose esencial el factor temporal ante los peligros concretos de obstrucción que se advierten sobre todo enfatizando el momento procesal en que nos encontramos y el estado primigenio de la investigación, máxime teniendo en cuenta las características del delito principal que se investiga en autos, cuyas características esenciales reside en ocultar las maniobras intermedias como las personas relacionadas hasta llegar a recobrar vida en el circuito lícito y en la vida económica y comercial de la sociedad”.

“Al respecto, se ha dicho que “…El derecho de gozar de libertad hasta el momento en que se dicte sentencia de condena, no constituye una salvaguardia contra el arresto, detención o prisión preventiva, medidas cautelares estas que cuentan con respaldo constitucional en la medida que tiendan a la efectiva realización del proceso penal a través de presunciones basadas en la expectativa de pena aplicable al hecho imputado evitando su entorpecimiento, ya que establecen circunstancias que se erigen como pautas valorativas positivas que, de concurrir, conllevan a hacer excepción al principio general que consagra el derecho a estar en libertad durante el proceso” (confr. C.S.J.N. – fallos 310:1129: 311;1217; 316;35; 323;2649; C.C.C. Sala II- causa 32917- “S.V.”, Boletín de Jurisprudencia- año 1987, N°4, octubre-noviembre-diciembre- pág. 1325: entre otros)”.

 

Rechazo a lo solicitado
Por todo lo expuesto, la jueza Zunilda Niremperger resolvió:

“1°) DENEGAR LA EXIMICION DE PRISIÓN a AIDA BEATRIZ MAXIMA AYALA, DNI N° 10.990.805, cuyos restantes datos de identidad obran en autos, por los fundamentos expuestos en los considerandos precedentes”.

 

Compartir