Gripe: Prevén una temporada con casos más graves que el año pasado

En la alerta epidemiológica sobre la influenza, que la Organización Panamericana de la Salud (OPS) difundió el lunes pasado, la temporada de gripe que terminó en Canadá y los Estados Unidos fue grave, de acuerdo con la información de internaciones y muertes.

“El virus predominante fue influenza A H3N2, con una circulación temprana de influenza B – se precisó -. En los Estados Unidos hubo una alta tasa de hospitalización que excedió lo registrado en la temporada 2014-2015, que también había sido considerada severa.”

Como en esos dos países, en México también se registró una aparición temprana de los virus de la gripe, aunque con menos internaciones que en el norte. En la zona andina, desde Ecuador hasta Bolivia, el año comenzó con un inicio anticipado y una circulación intensa de la cepa pandémica de 2009 AH1N1, además de influenza B y AH3N2.

Por su parte, desde el Ministerio de Salud de la Nación señalaron que el seguimiento semanal de las infecciones respiratorias agudas de notificación obligatoria, como la bronquiolitis en los menores de dos años, la neumonía, la enfermedad tipo influenza (ETI) y la infección respiratoria aguda grave (IRAG) con internación, indica hasta ahora que los casos están por debajo de los valores registrados el año pasado para esta misma época.

“En el hemisferio norte, la actividad de la gripe fue especialmente elevada en la temporada 2017-2018, lo cual nos alerta de la posibilidad de que haya un mayor número de casos este año en el hemisferio sur”, publicó el mes pasado en la revista del Hospital Garrahan la jefa del Servicio de Infectología, Rosa Bologna.

Grupos de riesgo
– El personal de la salud.
– Las embarazadas en cualquier trimestre de la gestación para proteger a la madre y el bebé. De lo contrario, en los 10 días siguientes al parto.
– Los menores de entre 6 meses y 2 años de edad deben recibir dos dosis de la vacuna, con un intervalo de por lo menos cuatro semanas. Si ya la recibieron, se les aplicará una sola dosis.
– La población de entre 2 y 64 años que hayan recibido un trasplante o tengan enfermedades crónicas como diabetes, afecciones respiratorias y cardíacas, inmunodeficiencias, cánceres, obesidad o insuficiencia renal crónica en diálisis, entre otros.
– Los mayores de 65 años

Compartir