Pedido de desafuero: “No soy rica ni lícita ni ilícitamente”, aseguró Ayala

A las 10:30 comenzó la reunión de la comisión de Asuntos Constitucionales donde se analiza el pedido de desafuero de la diputada nacional por Cambiemos ordenado por la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger en la causa conocida como Lavado II. “No soy rica ni lícita ni ilícitamente”, aseguró la exintendenta de Resistencia. Dijo que las acusaciones son "escandalosas" e "inciertas".

Pedido de desafuero: "No soy rica ni lícita ni ilícitamente", aseguró Ayala

Como estaba previsto, la diputada nacional por Cambiemos, Aída Ayala, se presentó este miércoles ante sus pares de la comisión de Asuntos Constitucionales, que presidente Pablo Tonelli, para realizar su descargo ante el pedido de desafuero y posterior detención ordenado por la jueza federal de Resistencia, Zunilda Niremperger, en la causa conocida como Lavado II, donde la exintendenta de Resistencia se encuentra imputada como presunta jefe de una asociación ilícita dedicada al lavado de activos provenientes de supuestas contrataciones irregulares con empresas proveedoras del Municipio.

“Tomé conocimiento de esto por los medios televisivos, radiales”, confesó Ayala, y destacó que se presentó ante el Juzgado Federal de Resistencia para ponerse a disposición de la justicia. “Se me acusa de ser jefa de una banda para el lavado de dinero, se me acusa de haber llamado a licitación para la concesión de servicios de recolección de residuos y se me acusa de enriquecimiento ilícito”, señaló. En ese sentido, aseguró que “no soy rica ni lícita ni ilícitamente”, afirmó Ayala, y distribuyó una copia de su declaración jurada entre los integrantes de la comisión.

En ese contexto, negó ser “jefa de una banda” de empresarios “que están hace mucho dedicados a distintos rubros, son proveedores del Estado”. “No podría ser jefa de una banda de empresarios que hoy esos empresarios están trabajando, bajo esa misma figura contractual, con el actual intendente Capitanich, y también esos empresarios que supuestamente forman una banda están trabajando con el gobierno provincial”, sostuvo.

“Acusaciones totalmente escandalosas e inciertas”

Ayala defendió la polémica contratación de la empresa PIMP SA durante el último año de su gestión y por un plazo de ocho años. “Está hecho a derecho, legalmente, y esa contratación es el motivo de sospechas infundadas por parte del fiscal y acusaciones que son totalmente escandalosas e inciertas”, sostuvo. En tanto, señaló que en todas las licitaciones durante su gestión intervinieron diversos funcionarios municipales que refrendaron las contrataciones.

“Que prueben”

“Mi mayor anhelo es que la jueza investigue y que pruebe cada una de estas causas. Que pruebe. Porque yo estoy a disposición, porque están las pruebas que aporto y los testimonios de los funcionarios que fueron y los que ha pedido la jueza. Está todo en el expediente”, subrayó.

 

 

 

Compartir