Movilización y repudio a la represión que padecieron movimientos sociales en Machagai

Luego de la represión del último viernes en Machagai, al movimiento social encabezado por Walter Ojeda, se movilizaron frente a Casa de Gobierno y a distintas intendencias del interior provincial para repudiar la actuación policial, que incluyó detenciones ilegales de cuatro trabajadores desocupados.

El viernes, un grupo de personas fueron desalojadas y reprimidas en la plaza central de Machagai. En el operativo también detuvieron al dirigente social, Walter Ojeda. Los manifestantes estaba acampando en reclamo de compromisos asumidos por el intendente, Juan Manuel García, referidos a los barrios donde viven, como ser, ripio y veredas, entre otros.

Tras estos hechos, este miércoles, movimientos sociales se manifestaron este miércoles por la mañana frente a Casa de Gobierno y en distintas dependencias municipales para repudiar la represión.

En el marco de estos hechos el Bloque del Partido Obrero presentó en la Cámara de Diputados un proyecto de repudio “al accionar de las fuerzas represivas del estado y las negligencias de parte de éste en todas sus instancias, ya que, el reclamo se funda en los compromisos que hizo el poder ejecutivo para que se reactive la vivienda, el fortalecimiento de los comedores comunitarios, la creación de fuentes de trabajo genuino, entre otros”.

Juan García, dirigente del PO Chaco, quien concurrió a la manifestación convocada en Machagai, señaló que “el reclamo de los compañeros de Machagai no es un hecho aislado. Decenas de organizaciones se encuentran reclamando por los mismos motivos: la parálisis de la obra pública, la falta de respuesta a la necesidad de obras para los barrios y de trabajo para los desocupados, sumada al congelamiento de los planes sociales provinciales, la falta de pago de muchos de ellos (en el Ministerio de Educación) la negativa al pase a planta, etc. La respuesta represiva es el último paso de la falta de respuesta del Gobierno a toda esta agenda de las organizaciones sociales y movimientos populares de la provincia”.

“La represión de este viernes cuenta con antecedentes recientes en la provincia, como la represión a la UPCP en Casa de Gobierno o la represión a los porteros precarizados que reclamaban el pago de salarios (de 2600 pesos) adeudados por el Ministerio de Educación también se enmarca en una política represiva en avance, impulsada por el Gobierno Nacional y llevada adelante por numerosos Gobiernos Provinciales, como pudo verse en el desalojo del Ingenio El Tabacal, en Salta, la represión a trabajadores estatales en Jujuy, la militarización de la Mina de Rio Turbio para hacer pasar los despidos, o la represión contra los trabajadores del INTI que se movilizaban contra los despidos”, afirmaron.

Compartir