Capitanich volvió a criticar el tarifazo: “No hay precios de mercado en el mundo, hay decisiones geopolíticas”

El intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, aseguró que la decisión del gobierno de Mauricio Macri de aumentar las tarifas a la energía es para transferir recursos “de los pobres a los ricos”. Defendió la política de subsidios durante el mandato de Cristina Fernández y afirmó que “todos los países subsidian la energía”.

El jefe comunal de Resistencia, Jorge Capitanich, insistió en que es necesario dejar en claro que el aumento en las tarifas de la energía son producto de las decisiones políticas del gobierno de Mauricio Macri “para favorecer a las empresas”. Además, ratificó su defensa de la política de subsidios a la energía durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner que permitió sostener el consumo popular y la mejora en la calidad de vida de la mayoría de los argentinos.

“El gobierno de Macri promueve un tarifazo que es absolutamente impagable: tarifas altas y salarios bajos es deprimir el consumo popular, afectar el desenvolvimiento de las economías regionales, propiciar un desequilibrio macroeconómico de carácter sustantivo”, afirmó Capitanich este lunes en declaraciones a La Radio. Subrayó, en ese sentido, que hasta 2015 el gobierno argentino pagaba un subsidio de 413 dólares por habitante, de acuerdo a un informe difundido por el propio Fondo Monetario Internacional. En el tope de ese ranking de subsidios a la energía se ubica Estados Unidos con 2200 dólares por persona, pero también otras potencias como Rusia, China, India y Alemania.

“Todos los países subsidian la energía porque, si es más barata, aumenta y mejora la calidad de vida”, recalcó Capitanich. Y puso como ejemplo el caso del Chaco: “no es lo mismo tener aire acondicionado que no tenerlo, no es lo mismo pagar 2000 pesos por mes que 500, no es lo mismo tener gas que no tenerlo, no es lo mismo tener agua potable, gas, electricidad, que permitan mejorar la calidad de vida y menos pago por mes”.

“De los pobres a los ricos”

En ese contexto, consideró que la política del gobierno de Macri con respecto a las tarifas es “redistributiva inversa: transfieren de los pobres a los ricos”. “Hay tres empresarios que tienen acumulados el 49 por ciento de la demanda y el 51 por ciento de los usuarios, sus empresas ganan mil millones de pesos por mes, 12 mil millones por año, y lo pagamos todos los que pagamos”, graficó.

Además, el ex jefe de Gabinete alertó que a pesar de la liberación de los precios de los combustibles, en los últimos dos años la producción de gas y petróleo está en declive en la Argentina y que “tenemos cada vez mayor dependencia de empresas multinacionales y no mayor autonomía de la mano de YPF”, recuperada en forma estratégica durante el gobierno anterior”.

“Eso se resuelve en términos políticos. No hay precios de mercado en el mundo, hay geopolítica, hay decisiones políticas que inciden en el territorio”, aseguró Capitanich. En ese sentido, reveló que el precio del petróleo, al igual que la tasa de interés o el precio del acero, no lo fija el “mercado” sino las grandes corporaciones económicas “que definen el precio y la distribución del ingreso”.

“Por eso cada vez hay menos ricos con más riqueza y más pobres con más pobreza, es un sistema capitalista deshumanizado que se apropia de los excedentes del resto del mundo. Entonces, se necesitan gobiernos con capacidad para defender la autonomía, la soberanía y los intereses populares”, concluyó.

Compartir