Aída Ayala se defenderá del desafuero ante la Comisión de Asuntos Constitucionales

La diputada nacional se prepara para asistir el próximo miércoles a la Comisión de Asuntos Constitucionales, donde se tratará el pedido de desafuero y detención formulado por la jueza federal de Resistencia Zunilda Niremperger, en el marco de la causa donde está imputada de liderar una supuesta asociación ilícita dedicada al lavado de dinero, entre otros cargos.

Aída Ayala, diputada nacional.

La legisladora radical, días atrás, adelantó en CIUDAD TV que decidió concurrir a la reunión parlamentaria, donde insistirá con que el pedido judicial forma parte de una “maniobra política” para darle un golpe a Cambiemos pensando en las elecciones de 2019.

La Comisión de Asuntos Constitucionales se reunirá el próximo miércoles a las 10 de la mañana y lo que planteará Cambiemos es solicitarle a la Justicia una copia del expediente antes de dictaminar, puesto que para eso hay un plazo de 60 días, según establece el artículo 2 de la Ley de Fueros.

De acuerdo a ese mismo artículo, “la Cámara deberá tratar la causa, dentro de los 180 días de ingresada, aun cuando no exista dictamen de comisión”, y para aprobar el desafuero se requieren los dos tercios de los votos que – en el caso de Diputados son – 172.

Llegado el caso, en Cambiemos admiten que no habría otra opción que votar a favor del requerimiento judicial, de modo de no obstruir la investigación, aunque la expectativa está depositada ahora en la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia.

Apelación en la mira
Fuentes del Parlamento argentino señalan que en Cambiemos ya pusieron un límite. Le permitirán a Ayala defenderse en la Comisión, pedirán una copia del expediente y se tomarán 60 días para evaluarlo.
Este tiempo será clave para la ex secretaria de Asuntos Municipales de Macri: si consigue que la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia revierta el fallo, el desafuero y la detención pierden validez.

Es decir, en caso de serle concedida la solicitud de eximición de prisión presentado por Ayala, “el pedido de desafuero perdería sentido” y así se ahorrarían el costo político de votarlo.

 

Compartir