La encontraron inconsciente en Corrientes y dijo que la secuestraron: era todo mentira

La madre de la adolescente habría denunciado el hecho el viernes pasado en la Provincia de Corrientes. Tras un trabajo en conjunto, personal de Trata de la Policía del Chaco descubrió que todo era un engaño.

Efectivos del Departamento Lucha contra la Trata de Personas de la Policía del Chaco desvirtuaron un supuesto secuestro que se habría originado el pasado viernes en Corrientes y que como víctima a una menor de 15 años.

Todo comenzó cuando una vecina de la capital correntina encontró el viernes inconsciente a una chaqueña de 15 años en inmediaciones de la costanera. La mujer denunció el hecho ante la policía local y esta remitió el expediente a su par chaqueña.

Según los dichos de la menor se había bajado del colectivo en la zona céntrica de esta ciudad y fue interceptada por una pareja que la obligó a subirse en un vehículo de color blanco, donde le hicieron ingerir un líquido con una jeringa para dormirla, despertando en ciudad de Corrientes sin sus pertenencias.

Una vez que recibieron el expediente de la denuncia, inmediatamente personal del Departamento Lucha Contra la trata de Personas de la Policía del Chaco mantuvo comunicación con la fiscal de Investigación Penal en turno, quien ordenó se realicen relevamientos de datos existentes en el lugar del hecho.

Rápidamente se iniciaron las tareas investigativas pertinentes, obteniéndose en primera instancia secuencias fílmicas de empresas comerciales del medio, de las cuales analizadas detenidamente no se logró observar hecho similar a lo narrado a la menor en cuestión, continuando con la investigación en forma conjunta con sus pares de la División Trata de Corriente.

Confesión

Finalmente, el martes, tanto madre e hija se presentaron en el Departamento Trata de Personas a los fines de aportar datos precisos en la causa. Fue allí cuando la adolescente dijo que era todo mentira.

Afirmó que lo hizo porque no encontraba la manera de contarle a su madre que hacía un par de meses que no asistía al colegio porque había repetido el año y no se había inscripto para volver a cursarlo.

Es por eso que fue hasta Corrientes y decidió inventar el hecho del supuesto secuestro como una manera de evitar el enfado de la madre. Toda esta situación fue informada a la fiscal en turno, quedando desvirtuado el hecho.

Compartir