El Nuevo Edificio Legislativo desnuda interna entre constructores chaqueños

La Cámara Argentina de la Construcción (Chaco) y la Apymec habían advertido a los bloques legislativos que las empresas locales no estaban en condiciones de acceder a las condiciones de la licitación de la obra por $ 600 millones. Días después, cuatro empresas informaron sobre la conformación de una UTE que presentó la única oferta.

Las notas presentadas por la Cámara de la Construcción y por la UTE que fue la única oferente

A través de sendas notas a los bloques legislativos del Frente Chaco Merece Más y Cambiemos, la Cámara Argentina de la Construcción –delegación Chaco- y la APyMec, solicitaron la suspensión del proceso de licitación para la obra de la nueva sede del Poder Legislativo y la readecuación de las condiciones. Pocos días después, ingresó otra nota donde cuatro importantes empresas constructoras locales informaban a las bancadas parlamentarias sobre la conformación de una UTE (Unión Transitoria de Empresas) que, finalmente, terminó siendo la única oferente en la licitación para la obra que prevé un presupuesto cercano a los 600 millones de pesos. En concreto, desde el 19 de marzo las bancadas mayoritarias y la presidente de la Legislatura, a cargo de Elida Cuesta, ya conocían que habría un sólo oferente para la obra tan importante y anhelada de la sede propia para la Cámara de Diputados del Chaco.

Según difundió el periodista César López a través de su cuenta de Facebook, la primera de las notas en cuestión ingresó el 12 de marzo pasado a los bloques liderados por Hugo Sager y Carim Peche. En la misma, con la firma de Jorge Arzuaga, presidente de la CAC Chaco; y de César Claris, titular de ApyMec, se advertía que ninguna de las empresas constructoras “de raíz chaqueña” podía cumplir con las condiciones de activo y patrimonio neto requeridas en el pliego. En ese sentido, alertaron que esto “induciría a una UTE con una gran empresa de afuera donde las decisiones estarán regidas por intereses ajenos a los chaqueños que permanecemos en la provincia y volcamos nuestros recursos en beneficio de la misma”.

Sin embargo, otra nota ingresó a los bloques parlamentarios, esta vez con fecha del 19 de marzo, donde los titulares de CONING, CHACOBRAS, NOVELLI y CHACO CONSTRUCCIONES, informaron sobre la conformación de una UTE que adquirió el pliego y solicitó que “sigan adelante con el proceso normal de licitación debido a la necesidad de ejecución de obras de este tipo”. Es decir, desde el 19 de marzo las bancadas mayoritarias y la presidente de la Legislatura, a cargo de Elida Cuesta, ya conocían que sólo habría un solo oferente para la obra tan importante y a la vez anhelada de una sede propia para la Cámara de Diputados del Chaco.

Compartir