Aída Ayala: “Soy inocente y esto es una maniobra política”

La diputada nacional, imputada por la Justicia Federal, negó todos los delitos que se investigan y aseguró que hay “una maniobra política” de fondo. La exintendenta de Resistencia es investigada por los delitos de malversación de fondos y lavado de dinero, y se la acusa de ser presunta “jefa” de “una banda”.

Aída Ayala, diputada nacional del Chaco de Juntos por el Cambio y referente de UCR NEA

La diputada Nacional por Cambiemos, Aída Ayala , se expresó “consternada ante una situación que es una pesadilla”. “La gente en el Chaco me conoce, me ha votado como diputada nacional y yo siento la obligación de responderle. Que la gente común, doña Rosa, la sociedad civil, todos sepan la verdad. Acá hay dos caminos: la Justicia, donde me presenté cuando me enteré por los medios que pedían la detención para investigarme”.

“Hay una ley de fueros que determina que un diputado puede ser investigado, indagado, procesado y condenado con las leyes. Hoy los fueros están justamente para que en casos de persecución política se proteja a ese representante del pueblo de la Nación Argentina”, precisó.

“Soy inocente y tengo la sensación personal que es una maniobra política donde se valen de la inocencia de la Justicia. Yo lo único que pido a la Justicia es que lea, que vea cada una de las pruebas que estoy aportando. Y con la misma celeridad que ordenaron mi detención, que lean las pruebas”, pidió.

La legisladora de Cambiemos, exintendenta de Resistencia, se presentó al estudio de La Radio junto a su abogada y el requerimiento del Juzgado Federal, “donde se me acusa y se pide mi detención en base a esto que salió el 18 de febrero de 2016, donde Capitanich anunció la renegociación del contrato de PIMP S.A., entonces hay un ahorro para la Comuna, de $20 millones. Y acá están sentados estos empresarios con la banda que supuestamente yo dirijo, con Capitanich. Entonces el fiscal (Patricio Sabadini) supone que Aída Ayala se llevó esos $20 millones. Pero resulta que esta renegociación no existió. Acá está la prueba. Acá está firmado por Capitanich el 18 de abril de 2016, que es cuando anuncia la renegociación, anuncia una cosa pero acá dice que se encuentran vigentes los contratos. Es mentira la renegociación y en esto se basa el fiscal para pedir mi detención”.

También dio a conocer un acta, “firmado por escribano público, que expresa que “al día de la fecha, 19 de abril de 2018, sigue vigente el mismo contrato. Dice que ninguno de los expedientes está en la Dirección de Compra y que no puede dar respuesta, que hay que pedir autorización a Economía pero que todo sigue igual sobre Relevamiento Catastral, que lleva más de 10 años, PIMP S.A.. Acá hay documentos que dicen que no existió la renegociación por la cual el fiscal Sabadini me quiere ver presa”, apuntó.

Brindó precisiones del sistema de recolección y los vaivenes que en su momento atravesó durante su gestión frente al Municipio capitalino, y aseguró que “cuando llegó Capitanich continuó hasta el día de hoy con el mismo sistema. Si hubiera sido una maniobra ideada por una jefa de una banda, cómo se explica que los integrantes de esa banda estén sentados con Capitanich”.

“Yo viví de mi sueldo y vivo de mi sueldo”, aseguró Ayala y recalcó: “No tengo plata afuera del país. Que investiguen antes de meterme presa. No tengo un peso en el exterior. Ni siquiera tuve tiempo de pensar en mi futuro, ver en qué invertía. Yo vivo de mi sueldo. Tengo una casa, un auto. La gente sabe cómo vivo, dónde me visto. Alquilo circunstancialmente un departamento en Buenos Aires”.

“La honestidad es mi bandera y lo único que tengo como patrimonio es mi familia y mi honestidad”, afirmó.

Compartir