Capitanich: “Ellos son los que tienen que demostrar el origen de la contratación de PIMP”

El intendente Jorge Capitanich aclaró que la renegociación del polémico contrato con PIMP avanza hacia una “renegociación definitiva”. Reiteró que en una primera etapa se logró una quita de deuda de casi $ 7 millones y que se logró extender el programa de recolección de residuos a todos los barrios, además de la incorporación de otros servicios que no estaban contemplados en el contrato original.

Jorge Capitanich, intendente de Resistencia

“Esto de decir si se renegoció o no el contrato desde el punto de vista formal, no tiene asidero; lo que tienen que demostrar es cómo fue el origen de la operación, que es motivo de investigación judicial”. Así, el intendente de Resistencia, Jorge Capitanich, respondió un nuevo intento de los concejales de Cambiemos de Resistencia por desviar la atención de la imputación de la justicia federal que pesa sobre la diputada nacional y ex intendenta de Resistencia, Aída Ayala, por presunto lavado de dinero a través de supuestas irregularidades en la adjudicación de licitaciones en forma directa a distintas empresas, entre ellas PIMP SA.

Recalcó el jefe comunal que “el concejal (José) Barbetti fue presidente del Concejo Municipal, es también responsable objetivo de que ocurrió en ese contrato (con PIMP)”. Y recalcó que “el tema central de los concejales tiene que entender, con la renegociación de todos los contratos vamos a tener un ahorro equivalente a casi mil millones de pesos para el Municipio de la ciudad de Resistencia y eso tiene un impacto extraordinario con efecto jurídico de un modo inmediato”.

A partir de su asunción como intendente de Resistencia, Capitanich propició la aprobación de una ordenanza que declaró la emergencia y que lo facultó a renegociar los contratos con todas las empresas que prestaban servicios al Municipio, entre ellas PIMP SA. En ese contexto, reiteró que se concretó una reducción del stock de deuda del 63,3 por ciento, es decir, que pasó de 10,9 millones a 4 millones y que se acordó pagar en cuotas mensuales. Además, el jefe comunal precisó que en esta “renegociación fáctica” la empresa acordó incorporar tres camiones a los veintiuno originales y que en la actualidad la flota, entre camiones propios y alquilados, asciende a 35 unidades, a lo que también se agregó la provisión de uniformes y el arreglo de contenedores a cargo de la firma.

Capitanich recordó que “en 2015, el 20 por ciento de la ciudad estaba cubierta con Frecuencia 6; ahora está extendido a toda la ciudad”. Y recalcó que “la renegociación, independientemente de la formalidad, operó e implicó una reducción abrupta del costo por kilómetro y del control efectivo por vía GPS respecto al cumplimiento de la certificación del programa”.

“Hacia una renegociación definitiva”

Por otro lado, el intendente de Resistencia explicó que la renegociación fue “gradual” porque el Municipio aun no cuenta con una planta para la disposición final de residuos sólidos urbanos y que a partir de contar con la misma “las condiciones contractuales se van a modificar de una manera sustancial”, y que a partir de allí “vamos a una renegociación definitiva”.

“Es objetivamente comprobable que hay renegociación de hecho del contrato y que las modificaciones con los detalles correspondientes desde el punto de vista formal están en etapas sucesivas de ejecución para ser suscripto formalmente”, recalcó.

Compartir