Adiós a la Unasur: Divide y reinarán

Evo Morales, presidente de Bolivia y a cargo en este momento de la Unasur, ya lo sabe: seis países se irán de la Unión Suramericana de Naciones. Son la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Paraguay. Quedan Venezuela, Bolivia, Ecuador, Uruguay, Guayana y Surinam.

Martín Granovsky.

Por Martín Granovsky

Es decir, chau Unasur. No es posible que exista un organismo representativo de Sudamérica sin los dos países mayores, Brasil y la Argentina.

Primera interpretación: es un paso más en el aislamiento de Venezuela, que marcha a elecciones bajo la conducción de Nicolás Maduro, quien viene sobreviviendo en la Presidencia contra muchos augurios en contra.

Segunda interpretación: es un castigo a Bolivia, que a la vez respeta el equilibrio fiscal y no abandona el camino de nacionalizar sus recursos y explotarlos. Esta misma semana descubrió una nueva reserva gasífera.

Tercera interpretación: es la autodisolución de Sudamérica como ente plural y características relativamente homogéneas en cuanto a recursos naturales, complementariedad y potencial integrador en energía, conectividad de Internet e infraestructura.

Cuarta interpretación: si se diluye Sudamérica el continente estará más cerca de un ALCA de hecho, un Área de Libre Comercio de las Américas bajo la conducción de los Estados Unidos. Y ello sin que Washington haya necesitado hacer el mínimo gasto de energía.

Quinta interpretación: si los países de Sudamérica se regalan, ¿habrá alguien que los acepte? La pregunta es si habrá alguien que los acepte como Estados. Los recursos, claro, siempre serán bienvenidos para las transnacionales, que sin Unasur habrán removido un obstáculo más en la continuidad de sus cadenas globales de valor.

Las cinco interpretaciones no son contradictorias. Habrá que ver qué sucede en el futuro pero el primer análisis arroja una fragmentación voluntaria.

El viejo “divide y reinarás”.
O reinarán.

VIAPublicado en Página 12
Compartir