Basta de tarifazos

La insensibilidad social del gobierno de Macri se hizo ver apenas iniciado su gobierno en un tema que afecta directamente el bolsillo de argentinas y argentinos: las tarifas.

Unidad Ciudadana Chaco

* Documento de Unidad Ciudadana Chaco

Usando conceptos rimbombantes como “sinceramiento”, “inversiones” o “terminar con los subsidios”, inició la política más constante de su gobierno y de esa manera aplica ajustes impiadosos sobre las familias y pequeñas empresas que sufren la inflación y la caída de la actividad económica.

Los ajustes aplicados son diversos a lo largo y ancho del territorio nacional, dependiendo de varios factores. Pero el patrón de comportamiento es el de favorecer a las empresas extranjeras con alta rentabilidad en dólares –por eso cada vez que se ajusta el valor de esa moneda- y aumentos que no guardan ninguna relación con el comportamiento de los salarios y los ingresos medios.

En la semana la senadora de Unidad Ciudadana Cristina Fernández de Kirchner presentó una iniciativa legislativa con vistas a congelar las tarifas de servicios públicos – energía eléctrica, gas y agua potable – en todo el territorio del país. Lo propio hicieron hace un tiempo atrás el diputado nacional del mismo espacio político, Agustín Rossi, y la representación legislativa de Unidad Ciudadana Chaco en el mes de enero; en éste último caso incluimos las tarifas del servicio de transporte público de pasajeros.

En el Chaco, el gobierno provincial se subió a esa política. En parte presionado por el incremento nacional y “aprovechando la volada” incrementó notablemente las tarifas locales. Ya se han sentido duramente los últimos incrementos de SAMEEP, en los próximos meses llegarán boletas de SECHEEP con los incrementos de diciembre febrero y abril, y es inminente el aumento del pasaje de colectivo. 700%, 370% y 90%, redondeando, son los aumentos que aplicó Domingo Peppo a las tarifas de energía, agua y colectivo, ningún salario aumentó ni cerca de eso en igual período.

El 18 y 19 de abril hay protestas en todo el país, también en la ciudad de Resistencia. La peor acción popular es quedarse mudo y quieto. Ante funcionarios insensibles y una Defensoría del Pueblo que hoy ya es una Defensoría del Gobierno, no hay que resignarse. Unidad Ciudadana Chaco no cesará en denunciar éste robo e invita al pueblo chaqueño a reclamar a sus representantes el inmediato final de éstas políticas de saqueo.

Compartir