Crisis en Carrefour: ‘causada por altos precios en los hipermercados y falsas promociones’

Miguel Calvete, presidente del Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), tras conocerse que la cadena francesa presentó un proceso preventivo de crisis, sostuvo que los altos precios en los hipermercados y las falsas promociones profundizaron modificaciones en las conductas de los consumidores.

Carrefour, en Resistencia.

Calvete aseguró que la situación de la cadena de supermercados de origen francés, “es consecuencia de los cambios en los hábitos de consumo”, y que podría extenderse el conflicto a otras superficies comerciales.

Según trascendió, Carrefour Argentina presentó al Ministerio de Trabajo su plan para lograr “sustentabilidad”, argumentando que está atravesando “una situación económica compleja tras tres años de pérdidas”. Si bien sufre también conflictos internos en su país, en Argentina la situación se agrava aún más en un contexto de caída del consumo y cambio de hábitos. En territorio argentino, entre otras propuestas, Carrefour pretende reconvertir 16 hipermercados deficitarios en supermercados mayoristas o hacer un mix de ambos.

Según Calvete, “la decisión de la multinacional no es casual, sino que se corresponde con la pronunciada modificación en las conductas de consumo que se viene dando durante los últimos cuatro años”.

En ese sentido, afirmó que el 90 % de los argentinos modificó sus hábitos de consumo, arrojando los cambios porcentuales más elevados de los últimos dieciséis años.

Los datos surgen de un relevamiento realizado por el Instituto de Estudios de Consumo Masivo (INDECOM), donde se detalla que la baja en el consumo de más del 30 % se ve acompañada por una importante modificación en el comportamiento de los argentinos, que han comenzado a mostrar una conducta de sustitución de productos y de lugares de compras.

El trabajo se realizó desde el 1 de enero hasta el 28 de marzo pasado inclusive, sobre un total de 1022 casos. Se evaluaron los volúmenes de venta de 253 productos de la canasta básica (incluyendo alimentos, bebidas, higiene personal y artículos de limpieza). Se abarcó un total de 655 comercios, entre los que se destacan los autoservicios de proximidad, las ferias barriales, los grandes supermercados y las principales superficies mayoristas (Yaguar, Makro, Vital, Maxiconsumo y Diarco) en el ámbito geográfico de la Ciudad de Bs As, Gran Bs As (primer y segundo cordón), Rosario, Córdoba, Mar del Plata, Salta, Mendoza, San Juan y Neuquén.

En primer termino, el sondeo arrojó una suba en los volúmenes de ventas de los feriantes de barrio, que va entre el 15,7 y el 20,4 %, dependiendo del tipo de producto comercializado y de la ubicación geográfica de cada puesto. Estos puntos de venta aparecen para la gente consultada “como una herramienta que permite acortar la cadena de intermediación y frenar la inflación”.

En segundo lugar, el relevamiento señala que en los últimos 48 meses trepó un 30 % la venta mayorista a compradores particulares en los canales mayoristas para la adquisición de productos de consumo masivo. En ese sentido, confirmó que “la penetración de los consumidores finales en los puntos de venta mayoristas trepó al 29,5% del total de las ventas de esas superficies, cifra que casi iguala el porcentaje de todas las operaciones minoristas que ostenta el canal de hipermercados, que obtuvo durante el mismo período el 32,5% de las ventas”.

Al respecto, el estudio de INDECOM determinó que “la diferencia en la cantidad de hogares compradores en cadenas de supermercados en comparación con las superficies mayoristas se achicó considerablemente, pasando de 12 puntos a favor de la superficie minorista, a los actuales 3 puntos de diferencia”.

Compartir