Científica de la UNNE redactó y coordinó publicación sobre “Mosquitos de la Argentina”

Especialistas en mosquitos, entre ellas una profesional de la UNNE, plantean la necesidad de actualizar colecciones de mosquitos con fines científicos, mejorar la preservación de las colecciones y además promueven la actualización de las claves de identificación. También señalan la necesidad de ampliar estudios de distribución de especies.

Las recomendaciones fueron realizadas en la publicación “Investigaciones sobre Mosquitos de Argentina” editado por la Universidad Nacional de Mar del Plata con participación de especialistas de todo el país.

La doctora Marina Stein, investigadora del Área de Entomología del Instituto de Medicina Regional (UNNE) y del Conicet, colaboró en la coordinación y redacción de artículos del libro.

Por un lado, Stein redactó el Capítulo 2 del libro sobre “Taxonomía clásica de mosquitos de Argentina: estado actual y proyecciones” junto a Magdalena Laurito, del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (IIByT) de la Universidad Nacional de Córdoba y del Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba (CIEC).

Además coordinó la Sección 2 del libro sobre distribución de mosquitos, y redactó el capítulo “Distribución Geográfica de Culicidae de Argentina”, en conjunto con Gustavo Rossi, del Centro de Estudios Parasitológicos y de Vectores (CEPAVE), CCT La Plata (Conicet), Universidad Nacional de La Plata; y  Walter Almirón del Instituto de Investigaciones Biológicas y Tecnológicas (IIByT), Universidad Nacional de Córdoba-Conicet, Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba (CIEC), FCEFyN Córdoba.

En ambos trabajos, sobre Taxonomía y Distribución, la doctora Stein y sus colegas se refieren a la situación actual en el país y en particular dedicaron espacios a realizar aportes sobre proyecciones y necesidades futuras para el campo de estudio.

TAXONOMÍA. En el caso de estudios de taxonomía, la investigadora de la UNNE-Conicet y la Dra. Laurito indican que es necesario, en particular en Argentina, comenzar a considerar que tanto las características morfológicas como las moleculares son útiles al momento de realizar estudios taxonómicos y filogenéticos.

Pero considerando que actualmente, gran parte de estos estudios se basan en ejemplares únicos presentes en colecciones entomológicas, y que los mosquitos conservados en ellas de alguna forma dificultan los análisis moleculares convencionales, “este obstáculo puede ser sustancial”.

Por lo tanto, consideran que existe la necesidad urgente de nuevas colecciones en los museos de instituciones universitarias científicas de Argentina, en particular de regiones de alta biodiversidad, como es el norte, como así también su correcta criopreservación o preservación en frío que permita estudios moleculares.

Comentan que las claves de identificación de especies de mosquitos presentes en Argentina, publicadas por el Dr. Richard Darsie en 1985, hace más de 30 años, han servido como herramientas esenciales para la labor de generaciones de taxónomos, ecólogos y epidemiólogos.

Destacan el valor de éstas, que además de haber sido publicadas en inglés y español, presentan información morfológica de la hembra adulta y larvas del estadío 4º además de  datos de la distribución por provincias y bibliografía, lo que debe ser explícitamente reconocido ya que no ha habido obra de tal magnitud y envergadura comparable hasta el presente.

Sin embargo, estiman necesario elaborar una nueva clave para Argentina que incluyan los registros posteriores (especies no citadas hasta 1985 en Argentina y que hoy se registran) así como las nuevas descripciones de estados de desarrollo no conocidos para la ciencia  y re-descripciones hechas hasta la fecha.

Sostienen que en la medida en que el sistema actual de clasificación genérico incluya grupos que contienen numerosas especies, es evidente que la inclusión de sólo uno o pocos ejemplares genéricos puede ser engañoso, por lo cual  muestreos más representativos son necesarios.

Indican además que todos los estados de desarrollo (larva, pupa y adultos) deben ser estudiados para reconstruir las líneas fenéticas (clasificación de organismos similares morfológicamente), pues la evidencia de las relaciones no siempre puede ser encontrada fácilmente en un solo estado de desarrollo. “De allí la necesidad de estudios de campo que tengan como objetivo específico los estudios taxonómicos y sistemáticos que permitan obtener ejemplares para conservar adecuadamente”.

Asimismo es necesario un sistema nacional que centralice datos de todas las colecciones, en particular de los Culicidae (grupo taxonómico al que pertenecen los mosquitos), que permita su consulta y acceso desde cualquier centro de estudio universitario o de ciencia y técnica del país y la región.

Por último la Dra. Stein remarca la urgente necesidad de que se formen más especialistas en taxonomía de este grupo taxonómico, siendo muy pocos los entomólogos en Argentina formados o que están en formación en relación a esta disciplina.

 

Compartir