Lavado I: “Si yo hubiera estado en la causa hubiese pedido una fuerte fianza”, dijo el Procurador

El Procurador General de la Provincia, Jorge Canteros, aseguró que si él hubiera estado al frente de la causa en la que se investiga a exfuncoinarios y particulares por malversación de fondos y asociación ilícita hubiese pedido una “fuerte cuación real” (fianza) para habilitar la libertad de alguno de ellos. Lo dijo luego de que el equipo de fiscales autorizara la liberación sin fianza de la exsecretaria privada del gobernador, Susana Fernández y el excoordinador de la Unidad Ejecutora “Chaco Construye”.

Jorge Canteros, procurador general del Poder Judicial

En el marco de la causa provincial en la que se investiga a exfuncionarios provinciales y particulares por malversación de fondos, tráfico de influencias y asociación ilícita, el equipo fiscal especial decidió el martes otorgar la libertad a dos de los imputados: Susana Fernández, exsecretaria privada del gobernador, e Ismael Fernández, su hermano y excoordinador de la Unidad Ejecutora “Chaco Construye”. Ambos fueron liberados bajo caución juratoria, es decir, sin pagar una fianza.

Consultado por CIUDAD TV, el Procurador General, Jorge Canteros, mostró su diferencia en este punto con los fiscales Graciela Griffith Barreto, Lucio Otero y Nélida Villalba. Si bien aseguró que trabajan “con absoluta libertad”, reconoció que si él hubiera estado al frente de la causa les hubiera pedido un importante monto de dinero a los imputados (caución real) para que recuperen la libertad.

“Los fiscales tienen absoluta libertad funcional y yo los respeto mucho. Por algo decidimos que sean ellos y no otros los que investiguen esta causa tan compleja”, dijo Canteros. “Pero si yo hubiese tenido que resolver, por la trascendencia que tiene la causa, por la actividad económica que está en juego y por el perjuicio patrimonial para la provincia, yo hubiese fijado una fuerte caución real para cualquier imputado que estuviera en condiciones de recuperar la libertad. Ese es mi criterio y respeto el criterio que tienen ellos”, expresó.

Sobre los motivos que tuvieron los fiscales para tomar dicha decisión, Canteros señaló que ellos le explicaron que para los imputados “era imposible que pudieran obtener fondos porque tienen las cuentas bloqueadas, están inhibidos en los registros, tanto del automotor como el de la propiedad inmueble”.

Además, “tienen prohibición de salir del país, de la provincia, deben presentarse todos los viernes ante el equipo fiscal y entonces les pareció que era suficiente una caución de tipo personal”.

En cuanto a la situación del exsecretario general de la Gobernación, Horacio Rey; del exfuncionario de Fiduciaria del Norte, Gustavo Katavich y del exsubsecretario de Comunicación y Medios, Paulo Buttice, Canteros dijo que es más compleja. Explicó que, además de los delitos de malversación de caudales públicos, tráfico de influencias y violación de los deberes de funcionario público, se los acusó de conformar una asociación ilícita, “delito que no es excarcelable”.

“Seguramente ahora la defensa técnica de los imputados tanteará lo que técnicamente se llama el control jurisdiccional por parte del juez de Garantías (Nº 2, Héctor Sandoval). El juez puede confirmar o no la prisión preventiva y en caso que la confirme el paso que queda es recurrir ante la Cámara de Apelaciones de la provincia”, dijo.

Nota relacionada

Lavado I: bajo caución juratoria, ordenaron la libertad de Susana e Ismael Fernández

Compartir