Declararon a Junio como mes del Centenario de la Reforma Universitaria

A través de la ley Nº 2792-A el Parlamento chaqueño declaró a Junio de 2018 como el “Mes del Centenario de la Reforma Universitaria’. Además, quedó establecida la leyenda “Junio 2018 mes del Centenario de la Reforma Universitaria”, durante este mes.

La legislación sancionada está destinada a evocar, analizar y actualizar el legado de la gesta estudiantil que sentó las bases del actual sistema universitario nacional e inspiró a pueblos y movimientos estudiantiles en América Latina y el mundo.

Fue impulsada por la legisladora del Interbloque Cambiemos Carmen Delgado Britto y su par de bancada Leandro Zdero. Establece que desde el 1 al 30 de junio de 2018 toda documentación oficial expedida por las distintas reparticiones y entes que conforman el Sector Público Provincial, deberá incluir en el margen superior, un sello o impresión con la leyenda “2018 Año del Centenario de la Reforma Universitaria”, sin perjuicio de lo establecido en la Ley 2750-A.

El Estado provincial realizará acciones para rememorar, destacar y reflexionar junto a las instituciones educativas de los distintos niveles, las universidades con sede en el territorio provincial y su comunidad académica y estudiantil, el significado de la Reforma Universitaria de 1918 y su legado.

Las posturas y la historia

La diputada Carmen Delgado Britto consideró tanto al proyecto aprobado como de su autoría como al de Zdero. Consignó la nueva normativa establece “Junio 2018  mes del Centenario de la Reforma Universitaria” como leyenda durante ese mes, en la papelería de los organismos de nuestra provincia” explicó Britto.

Su par de bancada, Hugo Domínguez, resaltó: “Es una gesta no solo importante para los estudiantes, es una fecha histórica para toda la República Argentina, marcó un quiebre de lo que existía en la Argentina, la universidad era para unos pocos, los hijos de los médicos, académicos, podían acceder a la educación superior, y luego de esa revolución se establecieron postulados reformistas, y la reforma no es un dogma, se sigue reformando a medida que el mundo se va reformando”.

“Si algo nos diferencia a los argentinos es que tenemos esa posibilidad de acceso a la educación superior, en otros países del mundo es imposible acceder si uno nace en una situación compleja, este reformismo posibilitó a hijos de obreros a cumplir con ese sueño y esto nos diferencia” afirmó.

Por su parte la titular de la comisión de Educación, la diputada María Elena Vargas agregó “es un año y fecha muy importante, sobre todo para reflexionar sobre el significado de la reforma, son valiosos todos los aportes, hay acciones que nos llena de orgullo. En el sistema universitario, mucho podemos decir desde el peronismo,  es un orgullo para nosotros, desde el peronismo y la mayoría de los argentinos, que un 22 de noviembre de 1949 Perón, estableciera la gratuidad de la enseñanza universitaria, para que así los hijos de los obreros pudieran acceder a la educación superior”.

Explicó en este sentido que “mediante el decreto del entonces presidente Perón, se  estableció la enseñanza gratuita en las universidades nacionales, desde la reforma universitaria, se habían realizado muchos cambios en la actividad académica, pero no incluía la gratuidad”.

Vargas detalló que “los mayores derechos adquiridos por los estudiantes, fueron para los mismos que podían seguir pagando los aranceles,  pasaron años hasta que los pobres pudieron estudiar en las universidades, que eran aranceladas bajo la dictadura del autodenominado procesos de reorganización nacional”.

El titular del Bloque Justicialista, Hugo Sager, adelantó “el apoyo a este proyecto por la significación que ha tenido para la educación argentina, en la República Argentina la reforma universitaria trajo claridad a los claustros, abrió las universidades, les quitó el elitismo y permitió que el conocimiento que ahí se impartía fuera puesto al acceso de gran parte de la sociedad”.

“Aquél manifiesto que se presentó –recordó- hacía referencia a los jóvenes latinoamericanos, y fue completado posteriormente, con un decreto de Juan Domingo Perón en el ‘49 que permite la masificación del ingreso a través de la gratuidad, luego fue un gobierno militar, la denominada Revolución Fusiladora la que la eliminó, y fue posteriormente recuperada en la democracia. Quienes fuimos a la universidad pública, y que hoy somos diputados, tenemos como legado la defensa de la universidad pública y la gratuidad”.

Fundamentando su voto en positivo, la diputada Gladis Cristaldo recordó “cuando se voto el membrete para la papelería de este año, voté que lleve esta leyenda. Como dijo el legislador  Domínguez, la reforma, es una revolución que se dio en la Argentina y se expandió en Latinoamérica”
Sobre el decreto de Perón mencionado por los que la antecedieron en el uso de la palabra consideró “este hacía efectivo uno de esos principios, que tenía que ver con la gratuidad, y hubo muchos presidentes y una presidenta en nuestro país que hicieron mucho por la reforma, desde  Perón, Alfonsín, Néstor Kirchner  y Fernández de Kirchner, estos últimos aportaron datos fundamentales, quedaron en las páginas de la historia” especificó Cristaldo.

“Hay dos datos puntuales que tiene que ver el producto bruto interno, se ocupaba el 0,5%, en el gobierno se incrementaron al 1%. El otro dato la creación de un gran número de universidades, que permitió que la matrícula de egresados se incrementara un 93%. Son datos importantes a partir de políticas activas, que se pudieron efectivizar esos postulados, que dependen de políticas inclusivas, progresistas, que se dan en gobiernos populares, democráticos, y damos un paso fundamental en estampar en el membrete de la papelería oficial en el mes de junio” concluyó la legisladora.

Daniel Trabalón recordó que “la reforma genera una revolución porque pone en debate que el conocimiento y la educación no pueden ser solo para una elite, y que ese movimiento se piense nacional, popular y latinoamericano, porque tuvo una trascendencia que superó nuestras fronteras. 100 años después es necesario seguir debatiendo y sosteniendo una educación popular, inclusiva y democrática”.

“Antes de terminar el mandato en octubre de 2015 Adriana Puiggrós presentó un proyecto que se transformó en ley nacional, que incluye temas centrales: la educación es un bien público y derecho social para las personas y la sociedad, es el derecho  humano esencial para el desarrollo de la población, es responsabilidad del Estado sostener y financiar la educación superior, indelegable, plantea la reforma que el ingreso debe ser irrestricto, que no se debe arancelar, para eso el Estado tiene que financiarlo”.

“Lo que hace falta, que es la discusión pendiente, es modificar la ley de educación superior, manteniendo el sostenimiento y financiamiento por parte del Estado y garantizando que la educación sea de acceso público, es un derecho personal pero también social, por eso acompañamos y convocamos al debate porque creemos que hay que discutir una nueva ley de educación superior que proteja el desarrollo científico y tecnológico” agregó.

 

Compartir