Macri oficializó el plan de retiros voluntarios para achicar el Estado

El decreto publicado esta mañana dispone las condiciones para acceder al retiro voluntario y el plan de pago de acuerdo a la antigüedad y la edad de los trabajadores. El Gobierno busca deshacerse de 80 mil empleados.

Mauricio Macri anunciando la baja de la pobreza

El presidente Mauricio Macri dio luz verde esta mañana a los retiros voluntarios con los que pretende achicar aún más la planta de trabajadores del Estado. El decreto publicado en el Boletín Oficial extiende la posibilidad a todos los empleados de los ministerios y secretarias del Poder Ejecutivo y también organismos descentralizados e instituciones de la seguridad social. El Gobierno espera seducir con este plan de pago a los casi 80 mil trabajadores en condiciones de adherirse al retiro.

El Gobierno posibilitó el retiro en tres opciones. De acuerdo a la norma publicada, la primera categoría apunta a quienes tienen 65 años o más pero no poseen los años suficientes de aportes. Para ellos se ofrece 24 cuotas mensuales iguales “no remunerativas” equivalentes a su salario neto.

En segundo lugar el retiro voluntario contempla a los trabajadores que tengan entre 60 y 65 años, para quienes se ofrece “la percepción de una suma no remunerativa de hasta 36 cuotas mensuales, iguales, y consecutivas”. El decreto aclara que en el caso de que el trabajador cumpla los 65 años durante la percepción de las cuotas del retiro, sólo recibirá doce cuotas más a partir de ese momento.

En la última categoría están incluidos el resto de los trabajadores con la única condición de tener dos años de antigüedad en alguna de las dependencias públicas incluidas. Para ellos el decreto contempla el pago de entre 6 y 24 cuotas mensuales del 70 por ciento del salario neto y un bono que puede ser de hasta 6 sueldos, todo de acuerdo a la antigüedad del empleado.

Desde el Poder Ejecutivo consideran que hay casi 80 mil trabajadores en condiciones de acceder al retiro voluntario, sobre el universo total de empleados estatales que es de casi 210 mil personas. Desde la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN), uno de los gremios de los estatales, criticaron la medida que denunciaron como un intento de aplicar el ajuste sobre la planta de personal. “Hacer recaer sobre la gente trabajadora cualquier ajuste nos parece injusto y contraproducente para el Estado”, señaló Andrés Rodríguez, titular del gremio.

FuentePágina/12
Compartir