Salud mental: el Colegio de Psicólogos se declaró en estado de alerta

El Colegio de Psicólogos del Chaco comunicó a los usuarios de los servicios de asistencia psicológica del InSSSeP, que la institución se declaró en estado de alerta. Informaron que no fueron abonados los honorarios por prestaciones psicológicas de los meses de noviembre y diciembre de 2017, por lo que se encuentran frente a todos los plazos vencidos, pautados por convenio.

Desde el Colegio de Psicólogos aclararon que a lo largo del mes de marzo elevaron consultas, reclamos e incluso carta documento al InSSSeP, a fin de obtener respuestas por parte del Directorio. No obstante, señalaron que el único contacto fue telefónico e informando de “un pago que nunca se efectivizó”.

“Las autoridades del InSSSeP han informado sobre el pago a la totalidad de los prestadores, sin realizar salvedad alguna sobre la particularidad del Colegio de Psicólogos del Chaco que hasta el día de la fecha no ha recibido pago alguno”, informaron en un comunicado de prensa.

Advirtieron que, en esa comunicación, tampoco aclararon que el pago, de realizarse, estaría cubriendo la facturación de una práctica realizada tres meses atrás. “Esto implica un doble perjuicio para los prestadores psicólogos que se ven afectados en sus ingresos genuinos por las prestaciones realizadas, además de poner en tela de juicio la credibilidad de la actuación del Colegio frente a los prestadores y a los usuarios a los que pretenden confundir con noticias falaces”, manifestaron.

Para la Comisión Ejecutiva el cumplimiento de los acuerdos conveniados “es considerado de alto valor institucional y social. La historia nos ha enseñado lo valioso de su existencia y el cuidado que merece tanto en los ámbitos más generales como en los más pequeños. Es así que esta desvalorización no pasa inadvertida para esta Comisión, que se ha visto como blanco de sospechas, por la maliciosa información que brinda la institución, además de afectar a corto y largo plazo a los afiliados al InSSSeP al poner en riesgo la continuidad de los tratamientos”.

De esta manera, el Colegio de Psicólogos del Chaco informó que, si bien, nunca hasta la fecha suspendieron las prestaciones, en esta oportunidad se declararon en estado de alerta, “a fin de mantener la defensa de los derechos que como trabajadores nos asisten, así como los derechos de los usuarios de acceder a las prestaciones de la salud mental”.

 

Compartir