“No pueden menospreciar el uniforme policial, a tal punto de pegarle a una mujer una trompada en la cara”

Juan Carlos Goya, secretario de Derechos Humanos, ratificó su posición respecto de la desafectación de los policías que participaron del violento operativo en la sede de Educación. “Cuando se extralimitan en la función pública, como ese hombre que está pegando a una mujer, me parece una barbaridad. No hay seriedad, no hay respeto al propio uniforme por parte de esta gente. Deben ser separados de la Fuerza en forma preventiva”, aseguró.

(Foto: Facebook ATE Chaco)

El secretario de Derechos Humanos del Chaco, Juan Carlos Goya, visitó los estudios de CIUDAD TELEVISIÓN, oportunidad en la que fue consultado por el accionar de agentes policiales durante el violento operativo en sede del Ministerio de Educación, contra porteras de escuelas que reclamaban por sus becas.

La consulta se relacionó al pedido de la Secretaría por la desafectación de los policías que participaron del violento operativo. Por lo que Goya, aclaró en principio que no se trata de estar a favor “del uso de la violencia por parte de manifestantes, ni de los cortes de calle, ni nada por el estilo”. “Nosotros estamos a favor de la vida y si uno como Estado, le da a un fuerza pública el uso de la fuerza, el monopolio del uso de la fuerza, como dice la Constitución, tenés que ejercer todos los controles como para que no se transforme en un boomerang y se transforme en un atentado como en este caso, con el video que estamos viendo, en un atentado a los derechos de los ciudadanos”.

“Fíjense que subrepticiamente, ahí hay policías que golpean estando ya la persona detenida, tomada. Yo no estoy de acuerdo con que hayan roto, con que haya manifestaciones. Estoy de acuerdo con tener una policía prestigiada y prestigiosa. Agentes del orden que visten el uniforme de policía provincial, no pueden menospreciarlo a tal punto de pegarle a una mujer una trompada en la cara, como hace un oficial en este video”, expresó Goya.

“Creo que las cosas hay que llamarlas por su nombre. Cuando se cumple con su tarea hay que felicitarlos, defenderlos y apoyarlos. Y cuando se extralimitan en la función pública como ese hombre que está pegando denodadamente a una mujer, que no ha participado incluso en los hechos de violencia que se desarrollaban más atrás, me parece una barbaridad. No hay seriedad, no hay respeto al propio uniforme de la policía por parte de esta gente. Deben ser separados de la Fuerza en forma preventiva, hasta que los órganos que marcan las leyes chaqueñas en la Constitución, como el OCI, investiguen y tomen los recaudos necesarios como para que esta persona no pueda seguir ejerciendo este tipo de violencia”.

 

Compartir