Marta, la cartonera, y los secretos de los mejores huevos de Pascua

La cartonera más famosa de Carlos Paz, la escritora más auténtica, Marta Ofelia Arcando irrumpió esta Semana Santa con una importante producción artesanal de huevos de Pascua. De la mano de Martita, como la conocen todos, la exquisitez ganó su espacio en los bares carlospacenses.

'Martita', experta en huevos de Pascua caseros.

Marta es una caja de sorpresas y no sólo se destaca como escritora, sino que además ahora muestra sus cualidades en la cocina y dice guardar el secreto para los mejores huevos de Pascua.

Su historia de vida es conmovedora, fue maltratada, sufrió hambre, se crió en una Casa Cuna y varias veces debió demostrar que no era insana. En los últimos años se ganó la vida y la calle juntando cartones y hoy se define como cartonera porque “aprendió el oficio”.

En esta oportunidad, decidió conmemorar la Semana Santa de una forma deliciosa. “Soy especialista en hacer huevos de Pascua y la gente me los pide mucho, así que deben ser buenos”; contó Martita, quien dio a conocer los pasos necesarios para sorprender a todos este domingo.

¿Cómo hacer huevos de Pascua caseros?

Ingredientes
1 kilogramo de chocolate cobertura.
Confites y caramelos.
Glacé real: 5 claras de huevo, 1.250 gramos de azúcar impalpable, jugo de un limón.
Utensillos: moldes de Huevos de Pascua o figuras, mangas y boquillas, pincel de cerda fina.

Fundir el chocolate
Picamos 800 gramos del chocolate cobertura en trozos en un recipiente que sirva para llevarlo a baño María. Llevamos el recipiente al fuego sobre otro con agua hirviendo pero mantenemos el fuego bajo para evitar que el chocolate se espese. Derretimos el chocolate durante 3 o 4 minutos, revolviendo sin parar, hasta que llegue a los 39 a 45 grados. Retiramos el chocolate del fuego, agregamos los 200 gramos de chocolate restantes y revolvemos hasta que se disuelven.

Bañar el molde
Tomamos los moldes de los bordes. Mojamos el pincel en el chocolate y pincelamos el interior del molde desde el centro hacia fuera. Una vez cubierto, golpeamos el molde sobre la mesa para asentar el chocolate y llevamos el molde, boca arriba, a la heladera, durante 10 minutos.

Retiramos los moldes de la heladera, aplicamos una segunda mano y reforzamos los bordes con otras manos más que es dónde se van a pegar las mitades. Ponemos el molde boca abajo, sobre una bandeja cubierta de papel manteca y llevamos nuevamente a la heladera durante 25 minutos.

Desmoldado
Limpiamos bien las aletas del molde con una espátula plástica y luego presionamos con la punta de los dedos en el borde más ancho. El chocolate ya moldeado deberá salir con facilidad, pero en caso de no ser así, se vuelve a colocar en la heladera unos minutos más. En una de las mitades ponemos un poco de confites o sorpresas. Unimos las dos mitades con un poco de chocolate.

Preparación del glacé real
Ponemos en un tazón 5 claras de huevo, revolvemos con cuchara de madera y agregamos 1 cucharada de azúcar impalpable hasta lograr una preparación espesa. Incorporamos el jugo de limón, colado y seguimos revolviendo. Se conserva tapado con film y para hacer un baño de torta se rebaja con agua caliente.

Decoración
Luego llegará el proceso de decoración. Hacemos una guarda de glacé real con una manga de pico grueso por todo el borde de los huevos. Con una boquilla fina y glacé rebajado con agua caliente, hacemos dibujitos alusivos o escribimos mensajes sobre ambas caras del huevo.