Desde este miércoles los bancos comienzan a atender una hora más tarde en el Chaco

Con una primera jornada de lucha por los reclamos de los trabajadores bancarios con marcado éxito de adhesión, las entidades financieras comenzarán a atender al público desde las 8:30 de este miércoles. La Asociación Bancaria señaló que, más de 900 asambleas se han llevado a cabo en todo el país, “reiniciando nuestro plan de acción gremial preparatorio de un Paro Nacional Bancario”.

Clientes y trabajadores bancarios, a primera hora de este martes, en las puertas de una de las entidades financieras.

Los trabajadores insisten en señalar que continuaran con las medidas de fuerza, “por mayor seguridad y condiciones de labor acordes a las nuevas tecnologías, para que todos los bancarios sean reconocidos como tales”. Pero, además, “para que se cumplan los fallos de la justicia y en solidaridad con los trabajadores despojados de sus derechos previsionales”.

En un comunicado que firma su secretario General, Sergio Palazzo, los tabajadores indican que, “los bancarios expresamos toda nuestra bronca:
• frente al tope que se impone a las paritarias, vulnerando la ley y rebajando salarios reales
• en rechazo al adelanto del 7%, para que en cambio cumplan con los fallos judiciales que ordenan aplicar la cláusula gatillo, hasta que no se llegue a un nuevo acuerdo
• reclamando que den respuesta a todos nuestros planteos paritarios sobre seguridad, adecuaciones por incorporación de nuevas tecnologías, género e igualdad, tercerizaciones, cumplimiento del convenio y acuerdos vigentes
• reclamando que se derogue el despojo previsional consumado contra los trabajadores del Banco Provincia de Buenos Aires, y la reforma previsional nacional que afecta a todos los jubilados bancarios (también pierden derechos cuando no se mantiene nuestro poder adquisitivo según las categorías de convenio)
• advirtiendo que la actual gestión del Banco Provincia, con ésta y otras medidas, encamina a la entidad hacia su quebranto y privatización”.

Señalando, además, que “siguen castigándonos con el injusto impuesto al salario, mientras los grandes empresarios se benefician de rebajas de impuestos o blanqueos”.

Compartir