Entró a robar en una casa, se corto y sus manchas de sangre lo delataron

Un joven de 20 años y su compañero de 36 quedaron detenidos por el robo en una vivienda en la siesta del domingo. La vivienda estaba deshabitada y el delincuente habría ingresado con un cómplice. Tuvo que hacerse atender en un Centro de Salud donde terminó detenido por efectivos de la Comisaría 4ª.

Los elementos incautados por la Policía.

Alrededor de las 14.30 una comisión de la citada Seccional se dirigió hasta la calle Fray Bertaca al 2000, estimativamente, ya que fueron alertados por vecinos sobre ruidos extraños en una vivienda. Al inspeccionar el inmueble, constataron la rotura del cristal de la puerta principal y un desorden de ropas y otros elementos. Supieron que el propietario se encontraba en otra localidad.

Advertisement

Sin embargo, varias gotas y manchas de sangre en el cristal y la vereda llamó la atención de los efectivos. La línea de sangre seguía por calle Belén y por varias cuadras.

Tras entrevistarse con vecinos y obtener declaraciones, los empleados policiales identificaron a un sospechoso y se dirigieron hasta el centro de salud más cercano, en villa Libertad. Al llegar encontraron una motocicleta marca Vitta de 110 cilindradas con manchas de sangre en la rueda trasera y el caño de escape. También había sangre en el pasillo y cuando ingresaron al consultorio de atención encontraron al sospechoso en una camilla con lesiones en la pierna derecha. Lo acompañaba su supuesto cómplice quien manifestó que debajo del asiento de la moto se encontraba un taladro marca Black & Decker.

El propietario de la casa volvió a su vivienda y denunció que le habían sustraído el taladro en cuestión. Desde la Fiscalía en turno se dispuso que los dos sospechosos sean detenidos por la causa “supuesto robo en grado de tentativa”.

Advertisement
Compartir