Comenzó el juicio por el femicidio de la joven Tania Álvarez; su novio es el único imputado

La adolescente de 16 años fue asesinada hace dos años. Este lunes inició un proceso que continúa este martes en la Cámara N° 3 en lo Criminal. El abogado de la familia de la joven adelantó que todas las pruebas acusan a José Nicolás Navarro, quien podría ser condenado como femicida.

Pasadas las 10.30 horas en la Cámara Nº3  en lo Criminal, comenzó el juicio por el femicidio de María Tania Álvarez de 16 años que fue torturada y asesinada a golpes por su novio José Nicolás Navarro, de 22 años y único imputado en la causa.

Advertisement

Hasta la sede de Juan B. Justo y San Martín se congregaron varias agrupaciones en defensa por los derechos de las mujeres, junto a organizaciones sociales mostrando apoyo a los padres de Tania, que van a declarar mañana martes como testigos.

Declararon la hermana del acusado y quien durante la etapa de investigación también estuvo detenida pero quedó en libertad por falta de mérito, Antonela Aldana Ortiz, junto con una vecina, Marta Rosa Ferreyra.

Este martes se espera que sea el sospechoso quien declare, pero “lo más contundente son las pruebas periciales”, expresó el abogado de la familia de Tania,  Leandro Acevedo, y añadió que “él la mató a golpes”.

Según las pericias forenses, Tania tenía lesiones gravísimas en el cuerpo e incluso golpes comprobados que se dieron antes de la muerte. El abogado señaló específicamente un golpe en el hígado, que “fue tan fuerte que le ocasionó una hemorragia interna y pudo ser la causa de muerte”. Además, también tenía lesiones de quemaduras causadas por corriente eléctrica en zonas sensibles del cuerpo.

En la justificación de Navarro y la defensa, argumentaron que los daños sobre la víctima tenían que ver con el intento de “hacerle RCP, ya que ella tuvo problemas cardíacos” luego de que Navarro le hiciera consumir cocaína. Así intentó justificar los golpes y las descargas eléctricas.

Las testimoniales de hoy serán casi todas requeridas por la fiscalía, excepto la hermana de Navarro, llamada por la defensa. La hermana, Antonela, en sus inicios había declarado que estaba en la casa de la pareja durante el día del femicidio, pero que no había escuchado nada. “Hacía poco que se fue vivir con él. Los padres habían visto alguna cosita que no les gustó”, agregó el abogado.

María Tania Álvarez era oriunda de Resistencia, tenía 16 años y vivía en el barrio El Dorado. El 18 de diciembre de 2016, fue asesinada y golpeada por su pareja, Nicolás Serrano, en la casa en la que convivían desde hacía poco tiempo. Ese mismo día estaba su cuñada, Antonela, con ellos, pero declaró que no escuchó qué pasó entre los dos dentro de la habitación en que se encontraban.

Advertisement