Con la Guardia Comunitaria, se pudo secuestrar vehículos por ruidos molestos

Tras el accionar de la Guardia Comunitaria de Resistencia, un procedimiento de control de alcoholemia y de prevención de ruidos molestos, arrojó como resultado el traslado al corralón municipal de tres automóviles y dos motos conducidos por jóvenes que se encontraban ingiriendo bebidas alcohólicas en el Domo del Centenario, muy temprano en la mañana de este viernes.

Uno de los vehículos en infracción.

Los jóvenes, aparentemente todos de un mismo grupo, siendo las 7, se encontraban con conservadoras, en un sector del playón del Domo del Centenario, consumiendo bebidas alcohólicas y escuchando música a volúmenes mucho más elevados de lo permitido.

Advertisement

En ese marco, tras reclamos recibidos, personal de la Guardia Comunitaria Municipal primero, y de otras dependencias después, se acercaron al lugar para indicarles la prohibición de beber alcohol en el lugar, y solicitando que disminuyan el volumen de la música que escuchaban desde sus automóviles, algo que no fue acatado por los jóvenes. Ante la negativa del grupo, la encargada Roxana Martínez, así como el jefe de la Guardia Comunitaria Juan Oviedo llamaron a la unidad de Ruidos Molestos y a la línea 911.

Tras el accionar de la jueza de Faltas y la intervención de la Dirección de Acústico Ambiental se retuvieron 3 automóviles y 2 motocicletas.

En el lugar, personal de la Guardia e inspectores corroboraron efectivamente  que se trataba de un grupo de amigos que se encontraba escuchando música a todo volumen, sin preocuparse por la incomodidad que puedan causar a los vecinos de la zona.

En el mismo procedimiento cinco ciudadanos fueron multados por alcoholemia positiva y falta de casco. En este sentido, luego de realizar las actas correspondientes, los vehículos quedaron a disposición del Juzgado de Faltas municipal.

Cabe aclarar que  la principal falta, por la cual fueron detectados, fue  la  excesiva propagación de  sonido, con  equipamiento incorporado en sus unidades.

Además de la Guardia Comunitaria Municipal, de la jueza de Faltas y del personal policial, los controles fueron supervisados por el coordinador de Tránsito, Facundo Sampayo; el director de Tránsito, Óscar López, el director de Inspección y Supervisión, Carlos Maidana; el director de Transporte, Héctor Enríquez; el director de Educación Vial, Blas Molinas; y el director de Acústico Ambiental Ernesto Soto.

Advertisement
Compartir