Mujeres del campo popular repudian el tratamiento del caso García Amud

En una nota presentada ante la Cámara de Diputados del Chaco, un grupo de mujeres militantes de organizaciones populares repudiaron el tratamiento que la Legislatura chaqueño le da al pedido de remoción de la diputada del Frente Chaco Merece Más, Nadia García Amud.

Nadia García Amud, diputada provincial por el Frente Chaco Merece Más

El documento firmado, entre otras, por la senadora nacional del Frente para la Victoria, María Inés Pilatti Vergara y la diputada nacional, Lucila Masín, señala que la presentación contra la legisladora provincial “reproduce e institucionaliza los mecanismos que promueven la desigualdad entre los géneros, fundando una doble moralidad cargada de estigmas y prejuicios sobre la mujer”. Y recalca, en ese sentido, que “el patriarcado es un sistema omnipresente, que desde los micromachismos, hasta los femicidios, atraviesa toda la vida social, por ello que la participación política resulta indispensable ante el sentido común represivo sobre el cuerpo de la mujer que dichos mecanismos legitiman”.

Advertisement

Recuerda la nota que existieron en la historia legislativa una serie de solicitudes de desafuero por hechos que constituyeron “delitos de verdadera gravedad” (narcotráfico, homicidio culposo, entre otros) pero que ninguna de las mismas prosperó y que no existe hasta la fecha “antecedente alguno en nuestra Legislatura provincial de remoción por causas de ‘inmoralidad sobreviniente’”.

“La moral está formada por conjunto de creencias, valores y costumbres que dirigen la conducta de las personas en la sociedad”, sostienen las firmantes, y consideran que “ésta es de una abstracción y subjetivación tal que podríamos incurrir en el “abuso del derecho en la aplicación del instituto”, máxime teniendo en cuenta que el petitorio de remoción lo solicitan miembros de la sociedad civil”.

Además, subrayan que la invocación como fundamento de la ley Nº 1341 –a- de “Etica y Transparencia” “resulta aún falto de soporte político, cuando el fin de la misma se refiere a cuestiones de “Juicio de Residencia”, que nada tiene que ver con el hecho desarrollado en la vecina provincia de Corrientes”.

Asimismo, advierten que “cualquier tipo de avasallamiento e intromisión por parte del Poder Ejecutivo Provincial, al respecto, podría representar una grave injerencia de un Poder del Estado sobre otro poder, condicionando así las atribuciones de este cuerpo legislativo”.

El “mal accionar” de la Policía de Corrientes

En otro orden de cosas, las mujeres que suscriben el documento instaron “a la Dirigencia Política, a observar el mal accionar policial de las Fuerzas de Seguridad de la Provincia de Corrientes que este caso ameritaría, por un lado, y a legislar contra las desigualdades sociales, la violencia machista y todo proyecto que atente contra los derechos históricamente conquistados”.

Además, sugieren a los interesados en general en la remoción de dicha legisladora “atender las labores parlamentarias de aquellos que por mandato popular ocupan una banca y que hoy votan contra el pueblo, como así también, de los que siendo funcionarios públicos ‘deben cuotas alimentarias’ a sus hijos, o de los que pesan denuncias públicas por violencia de género y abuso sexual, de público conocimiento y develar la incesante circulación en medios de comunicación y otros canales informativos las expresiones misóginas que pesan sobre la mujer y su participación política”.

Además de las mencionadas Pilatti Vergada y Masín, firman el documento la secretaria general de la CTA de los Trabajadores del Chaco, Mora Pared, y militantes del Frente de Mujeres e Igualdad de Géneros de La Cámpora, de las agrupaciones Revuelta Feminista Chaco y Mujeres Peronistas con Cristina y siguen las firmas.

Advertisement
Compartir