Confirman millonaria condena contra el Estado chaqueño por mala praxis en el Perrando

El hombre, que padecía de una serie de patologías crónicas, falleció en febrero de 2013 en el Hospital Perrando. Según el fallo de segunda instancia, el tratamiento médico que recibió “no fue correcto ni oportuno” y le ocasionó la muerte. Además, su Historia Clínica estaba incompleta. La indemnización supera el millón de pesos.

Confirmaron que son 1211 los infectados en Chaco.

De quedar firme un fallo judicial, el Estado chaqueño deberá desembolsar más de un millón de pesos en concepto de indemnización en una demanda por daños y perjuicios por un caso de mala praxis en el Hospital Perrando que tuvo lugar en febrero de 2013. Es que la Sala Cuarta de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Resistencia confirmó un fallo de primera instancia que consideró probado “que no fue correcto ni oportuno” el tratamiento recibido por el paciente y que eso “se relaciona causalmente con su muerte”, por lo que también ratificó la indemnización que deberá recibir la familia del fallecido.

Advertisement

La sentencia, que difunde como adelanto CHACO DIA POR DIA.COM, fue dictada el 7 de febrero pasado y lleva las firmas de las camaristas Marta Teresa Varela y Marta Inés Alonso de Martina. El fallo confirma la condena de primera instancia por un monto total que supera el millón de pesos que deberán distribuirse entre su viuda y sus tres hijos menores de edad.

El caso

Desde el 2 de enero de 2013 hasta la fecha de su muerte (el 8 de febrero de ese mismo año) el paciente fue atendido en varias oportunidades en el Hospital Perrando pero, según se consigna en la sentencia, en base al informe pericial no se dejó constancia de su estado en la Historia Clínica. En ese contexto, de los testimonios de los médicos tratantes se desprende que el paciente presentaba diversas patologías con factores de riesgo, las medidas implementadas y el desenlace final. Sin embargo, según las camaristas, esas explicaciones “no acreditan que el tratamiento médico dispensado al paciente haya sido el correcto e implementado en forma oportuna, ya que ello no se ve plasmado en la historia clínica, la que debe contener todos los datos relevantes al diagnóstico, terapia y evolución de la enfermedad del paciente”.

Ante esa falta de información, advierten que “no se puede evaluar el nivel de riesgo al momento de su ingreso como tampoco determinar si de haberse advertido la enfermedad era factible salvar su vida”. Subrayan, al respecto, que el informe pericial es concordante con el llevado a cabo por el Instituto Médico Forense del Poder Judicial en el expediente penal y con la autopsia, destacando que el estado clínico del paciente “sugería diagnósticos alternativos o concurrentes”.

En ese sentido, las camaristas señalan que “siendo el nosocomio el custodio de la Historia Clínica, la desaparición de ésta o su falta de conservación, entorpecerá la acción de la justicia, al tiempo que le quita la posibilidad al médico tratante y al mismo hospital de una oportunidad invalorable de defensa en juicio”. Agregan, asimismo, que a la historia clínica incompleta se suma que los médicos conocían de la patología del paciente y también que desarrollaba una infección por “lo que, sumado al descenso de los glóbulos rojos en los análisis de sangre, debieron alertar y hacer sospechar de una gastritis y una hemorragia digestiva”.

Advertisement
Compartir