14 meses sin Maira Benítez: “Cada segundo que pasa puede ser decisivo”

Tras cumplirse más de catorce meses de la desaparición de la joven en la ciudad de Villa Angela, el abogado querellante Pablo Vianello dijo que se aguarda que el Juzgado Federal de Sáenz Peña defina si asume o no la competencia por el supuesto delito de “trata de personas”. “Sería gravísimo para la sociedad chaqueña que un caso como este quede impune", aseguró.

Maira Benítez, desaparecida desde el 17 de diciembre de 2016

“Estamos en un stand by, en una nebulosa, esperando resoluciones por parte del Juzgado Federal respecto de la competencia, si la acepta o la rechaza, porque nosotros estamos con el reloj corriendo: tenemos una persona que estamos buscando y cada segundo que pasa puede ser decisivo”, reflexionó el abogado querellante por la familia de Maira Benítez, en declaraciones a RADIO CIUDAD.

Advertisement

En ese contexto, Vianello aclaró que “nosotros tenemos nuestro punto de vista, pero estamos esperando qué resuelve la justicia federal para poder hacernos eco y poder avanzar en lo que creemos lo más conveniente para poder encontrar a Maira”.

El abogado querellante lamentó que a catorce meses de la desaparición “estamos discutiendo una cuestión de competencia cuando en realidad lo más importante es buscar adónde está Maira”.

“Cuando se resuelva la competencia, tenemos la intención de que se limpie y se investigue todo lo que se tiene que investigar, desde responsabilidades hasta complicidades”, recalcó Vianello. Y consideró que “sería gravísimo para la sociedad chaqueña que un caso como este quede impune y no se pueda investigar qué pasó con Maira, dónde está Maira”.

El hecho

Maira Benítez, de 18 años, fue vista por última vez la noche del 17 de diciembre de 2016 a la salida de un boliche bailable de la ciudad de Villa Angela. Por su desaparición hay tres personas detenidas por el presunto delito de “privación ilegal de la libertad”: Rodrigo Germán Silva, su ex pareja, en el Complejo Penitenciario de Sáenz Peña; y Catalino Abel Silva y Héctor Gabriel Cáceres, ambos alojados en la Comisaría Segunda de Villa Angela. En tanto que otro hombre y una mujer están en libertad, aunque involucrados en los hechos en cuestión.

Luego de la polémica investigación llevada a cabo por el fiscal de Villa Angela, Sergio Ríos, la causa pasó a manos de las fiscales Silvana Rinaldi y Gisela Oñuk que, finalmente, determinaron que el caso debía ser investigado en el fuero federal que, sin embargo, no definió aún si acepta la competencia.

 

Advertisement
Compartir